Acuérdate.

Acuérdate de cada una de tus primeras veces: tu primera mascota, tu primera navidad, los reyes magos, aquella excursión con el colegio, el primer viaje con los amigos, tu primer suspenso, tu primer día de universidad, tu primera gran borrachera, el primer beso, el primer amor, la primera vez que te hicieron daño, la primera vez que te sentiste traicionado.

Acuérdate de lo bueno y de lo malo, de aquello que te hizo ser quien eres hoy. Acuérdate de la familia que has escogido, tus amigos, aquellos que te eligen a ti antes que a los demás. Acuérdate de los que decidieron marcharse sin mirar atrás, ellos también dejaron su huella. Acuérdate de aquellos que se fueron de esta vida, los que siguen tus pasos y cuidan de ti sin que tú te des cuenta. Y por supuesto, acuérdate de aquellos que siguen a tu lado, los que están por y para siempre, los que no tienen ningún “pero” detrás de frases como “estoy aquí, te quiero”.

htz0zT5opDJ86RceAcuérdate de los pasos que vas dando, recuerda que lo importante es el camino y no la meta. Acuérdate de cada vez que te dijeron “no podrás” y tú sabías que sí, y lograste todo lo que te propusiste.

Acuérdate de cada despertar a su lado, del calor bajo las sábanas, de la luz entrando por la ventana, de cada atardecer y cada madrugada, de cada paseo bajo la luna y el sol.

Acuérdate de cada viaje alrededor del mundo, horas de vuelo, en barco, en coche, andando. Cada recóndito lugar descubierto, cada imagen clavada en tu memoria, las nuevas amistades y la sensación de paz que uno encuentra al darse cuenta de que nadie ve las cosas como tú las estás viendo ahora mismo.

Acuérdate de cada sonrisa robada, cada abrazo conseguido, cada lágrima derramada.

originalAcuérdate (siempre, siempre) de tus padres, tus hermanos, tu familia. De su esfuerzo por ayudarte a cumplir tus sueños, por intentar que seas feliz.

Acuérdate de él/ella, quien te hizo sonreír, quien consiguió ver todo lo bueno que hay en ti y que cada día intenta contribuir a tu estado de felicidad continua.

Acuérdate todos los días del año de aquello que te hace ser quien eres y estar en el lugar que estás. No brindes por ello cada 365 días, no hay por qué renunciar a dar las gracias siempre que se puede, a quienes hacen posible una vida feliz y llena de locura.

tumblr_static_884p46a0vcgskwgkoc8ckssok_640_v2
Feliz 2016, que vuestra vida siempre esté llena de magia y felicidad.
Y nunca olvidéis, que ser feliz sólo depende de uno mismo. El resto, es complementario.

Anuncios

Atrévete.

¿Y si le hubiera dicho que sí? ¿Y si hubiera cogido ese tren? ¿Y si hubiera aceptado/ rechazado el trabajo? Y si, y si.. La eterna pregunta que se mantiene siempre en nuestras cabezas. Escoger una opción u otra. Lanzarnos de cabeza hacia la aventura, hacerle caso a la razón, ¿o al corazón?

take-risksSiempre nos pasa lo mismo. Nos pasamos la vida tomando decisiones, creyendo que es “lo mejor”. Y muchas veces ello nos lleva a ser algo que no queremos ser, a vivir una vida que no queremos vivir. Tomamos decisiones en base a lo que nos conviene. La gran mayoría nos llevan por el camino fácil, ese que lo simplifica todo. Pero, ¿qué pasaría si por una vez salimos de nuestra zona de confort? Últimamente se habla mucho de ello, ser capaces de arriesgarnos, cruzar la línea. Pero cuesta, vaya que sí cuesta. Cuesta disgustos, noches sin dormir, quejas de amigos y familiares que te llaman loco, y más de uno y una que te abandonan a lo largo del trayecto. Porque claro, ¿quién en su sano juicio dejaría el trabajo de “sus sueños”? O más bien, ¿el trabajo que te da de comer? ¿Quién en su sano juicio da segundas oportunidades a personas que nos hicieron daño? ¿Quién sería capaz de cruzar medio mundo por estar con la persona que quiere?

8029098Pues miren ustedes, que vivimos en un mundo de locura e incoherencia en el que los verdaderamente cuerdos son los que saltan. Los que saltan, se arriesgan y ganan. Ganan la vida que quieren y con quien quieren. Hacen y trabajan de lo que realmente les gusta aunque a veces la vida diaria resulte más complicada. Están con la persona que quieren porque apostaron al caballo ganador, cuando nadie daba un duro por él. Le echaron narices. Y todos decían que se iban a dar de morros contra la realidad en cualquier momento. Y por supuesto que pasó. Nadie dice que sea fácil alcanzar aquello que queremos, pero al menos ellos tienen la conciencia tranquila. Saben que lo intentaron todo, que lo dieron todo por conseguir lo que querían. Y aunque a veces estas cosas no sólo dependen de uno mismo, qué menos que intentarlo. Intentar. Fallar. Intentar. Acertar.tumblr_nii1v53Al01tamg2jo1_500Deja ese trabajo de oficina que no te gusta y lánzate, viaja por el mundo, aprende nuevos idiomas, sal de fiesta, conoce gente, haz voluntariado (sirve de mucho). Vive con menos y disfruta más. No estés con esa persona que te hace infeliz, que te ata y no te deja ser tú mismo. Corre detrás de aquel que te tiene loco desde hace tiempo, aunque no sepas qué siente esa persona por ti. El no ya lo tienes, ¿acaso hay algo que perder?

Porque al final, todo en esta vida se trata de querer y, al menos, intentarlo. Sal de tu zona de confort, lánzate al vacío, golpéate las veces que sean necesarias. Todo esfuerzo tiene su recompensa. Corre detrás de aquello que quieres. Atrévete.

young couple driving sunset¿Y si… lo intentamos?

Declaración de intenciones.

He venido aquí con el objetivo de quedarme, de no tirar la toalla cueste lo que cueste, y espero que tú pienses igual. Antes de que te comprometas, antes de que des marcha atrás o te arrepientas, quiero que sepas cuáles son mis intenciones.

1918Prometo prometer sólo aquello que vaya a cumplir, no construiré castillos en el aire ni viviremos en un edificio con aviso de demolición. Iré ladrillo a ladrillo, creando esa casa que llevará nuestros nombres.
He venido queriendo quedarme, sabiendo que no va a ser fácil pero tampoco imposible. Porque quien algo quiere, algo le cuesta. Y yo te quiero a ti, en las buenas, en las malas y en las peores. Aunque me saques de quicio, aunque a veces me vuelvas loca, aunque a veces no pueda contigo, puedo con Nosotros. Y eso es lo que importa.

1710Pretendo dejar a un lado cualquier tipo de idea inicial que tuviera acerca del amor y me dejaré llevar por todo aquello que tú me enseñes. Apartaré todos mis prejuicios, todas mis paranoias y todas mis movidas mentales para saber cómo moverme en este nuevo mundo que estamos creando juntos.

mujerdetussuenos2Quiero viajar a todos los lugares del mundo, escalar las montañas más altas, bucear en los mares más profundos, perdernos en islas desiertas y rodearnos de los mejores amigos, ir a conciertos juntos, a la playa, ver el amanecer en silencio, pasarnos una noche sin dormir aprendiendo el uno del otro. Quiero recorrer tu espalda cada mañana al despertar, deslizar tus manos sobre mi cuerpo y saberme de memoria cada cicatriz y cada marca que hace que seas tú y no otro, ese alguien con quien quiero compartirlo todo.

couple-in-bed-344172_w650No quiero cambiarte ni que tú me cambies. Quiero enamorarme de ese chico de mirada alegre que conocí de casualidad y que decidió quedarse. Quiero quedarme con aquel que descifró la contraseña de entrada a mi vida con sólo una sonrisa. Aquel que me hizo reír hasta llorar, el que me secuestra con cosquillas y me roba mil abrazos. Aquel que destierra de mi vida las penas y los enfados. Quiero quedarme contigo, aunque a veces no sea fácil, aunque a veces cueste más de lo que nos pensamos en un principio, porque sé que vale la pena el camino si lo recorro contigo.

IMG_22439458770284
En resumen: mi primera y única intención, es que tú seas mi futuro.

Aeropuertos.

Hace calor, mucho calor. El verano ha llegado oficialmente. Nos está obligando a largarnos lejos del asfalto de la ciudad. Irnos a una ciudad de playa o de viaje a algún lugar del mundo donde las temperaturas nos den una tregua. Probablemente cojas un avión y vueles a algún lugar que – no lo sabes todavía..- te marcará en cierta manera y te hará cambiar.

dbfhny

El cambio de rumbo está en los aeropuertos. Benditos y a la vez malditos. Lugar de los mejores reencuentros y de las peores despedidas. Siempre imaginas una típica escena de película en la que esa persona te viene a buscar, y a ti se te pone cara de idiota y os sonreís y la vida es perfecta. O todo lo contrario, toca separarse y os echáis a llorar como si fuera el fin del mundo, y tienes la sensación de que toda la gente a tu alrededor os estará mirando. Y aunque no lo creas, a veces esas cosas suceden.

Puede que lo veas, o puede que tengas la suerte de vivirlo.

tumblr_lh68e1iiWs1qbcs4so1_400_large

Aeropuertos. Lugar de tránsito, lugar de la felicidad absoluta y de la desdicha máxima. Ese lugar, guarda mis mejores y mis peores momentos. Entre ruidos de salidas y llegadas, avisos de retrasos y cancelaciones, maletas de todos los colores, familias, parejas, jóvenes, mayores, gente de tránsito en tu vida. Entre toda esa gran cantidad de personas, estás tú, está esa persona.

images (2)

Aeropuertos. Ese sitio donde nos damos cuenta de que a veces las palabras sobran, donde una sonrisa, una mirada, un abrazo, obtienen el mayor de los significados. “Te voy a echar de menos”, “no te vayas”, “déjalo todo y quédate conmigo, por favor”, “cuánto me alegro de que hayas llegado sana y salva”, “por fin estás en casa, con nosotros”.

Cuando inicias el viaje, todo son nervios. Incluso te hace ilusión llegar al aeropuerto, ver tu vuelo en la pantalla, calcular las horas que te esperan en el aire, si te darán comida, si podrás dormir o si te tocará el pesado de turno en el asiento de al lado. Tonterías, al fin y al cabo. Piensas en todo eso porque imaginar lo que te espera al llegar hace que los nervios sean aún mayores.

tumblr_m64yjbaHrw1r4t5fc

Cuando el viaje termina, el aeropuerto se convierte en el peor lugar del mundo. Llegan las despedidas, la vuelta a la realidad que todos odiamos, te da el “bajonazo”, y tú sólo deseas poder quedarte unos días más. Dices todo a base de abrazos, miradas y besos, y sientes que tu mundo se desmorona.

tumblr_m8zmbyOGkB1qalppi

Cuando llegas a casa, todo el mundo está feliz de volver a verte, pero por dentro únicamente piensas en todo lo que dejaste atrás, en las ganas que tienes de regresas de nuevo a aquel lugar.

El aeropuerto, ese lugar de tránsito que tantos sentimientos y pensamientos abarca. Lugar que marca las distancias, lugar de paso.

Porque ya se sabe, después de los hospitales, donde más se sufre son los aeropuertos.

adventum-ng59

Silencios hablados.

Hablábamos. Hablábamos muchísimo. A todas horas. Era lo que mejor se nos daba. Podíamos pasar días enteros no haciendo otra cosa que no fuera hablar, comernos a versos, saborear cada palabra.

Él siempre se empeñaba en decirme que no preguntara tanto, que tenía que dejarme llevar más. Y mira tú, todo lo que me dejé llevar aquella vez.

amo1

Desde el principio supimos que aquello que teníamos era diferente a lo del resto. No empezamos a hablar por cosas comunes que digamos. Empezamos a hablar de todo y de nada, de mil cosas a la vez y de ninguna en concreto. Nos machacábamos mutuamente a conocimientos nuevos acerca del otro. Parecía como si una manada de elefantes nos persiguiera, corríamos y saltábamos de un tema a otro, dejándolo todo a medias. A veces pienso que era nuestra excusa para no dejar de hablarnos nunca.

1365-728x465

Seguimos hablando por teléfono, por mensajes de texto, quién sabe qué fue exactamente lo que nos hizo conectar. La verdad es que no me lo he planteado hasta ahora. Muchas veces creemos que tenemos que hablar de cosas transcendentales para impresionar al otro. Lo que no sabemos es que para enamorarte, sólo necesitas saber las cosas más sencillas de esa persona: qué música escucha, sus manías, cómo se recoge el pelo, en qué lado de la cama le gusta dormir, si es más de abrazos o de sonrisas (de ambos o de ninguno, quién sabe), si le gusta el helado o prefiere algo salado. Ya lo ves, el amor está en las pequeñas cosas.

large

Con él nunca supe a qué saben los silencios incómodos. Siempre hubo una forma de rellenarlos. Daba igual el lugar, el momento, con quién estuviéramos; se convertían en momentos de paz. Como si el mundo no pudiera ser más feliz. Y ahí, en ese instante, notábamos nuestras respiraciones, uno junto al otro. Sentía cómo poco a poco me abrazaba hasta que encontraba la postura para acomodarse a mi lado. Entonces me acariciaba la piel, me besaba la frente, y después… se quedaba dormido, relajado. Y yo aprovechaba para sonreírle en silencio, acariciarle el pelo. Si despertaba, me abrazaba aún más fuerte hasta volver a quedarse dormido. Me daba la sensación de que le daba miedo que me fuera. En el fondo, él sabía que siempre me tendría..

19514_1647011092188391_8586710508779843101_n

Lo que nunca supimos,

es que aquel viaje

iba a ser el último.

Posdata: Indefinidamente.

Querido Tú,

Cuánto tiempo sin escribirte en condiciones, cuánto tiempo sin saber de ti. Habrás perdido incluso la cuenta de los días que han pasado sin que dé señales de vida, ¿verdad? Probablemente importe poco, más debería importar los días en que te saludaba y te escribía, te daba los buenos días y las buenas noches. Fueron tiempos mejores, al menos para mí.

2ebrb8

Qué te iba a decir, a ver cuándo surge eso de llamarnos y ponernos al día, ¿no crees? Que aunque no lo parezca, ya hace bastante tiempo desde la última vez y apenas me acuerdo de cómo suena tu voz al otro lado del teléfono. Hoy lo leí por ahí, que nos estamos dejando, y de qué manera. Están pasando los días, las semanas, los meses. Cuando quieras darte cuenta, habrá pasado ya casi un año y no sabrás ni quién soy, ni lo que me gusta hacer, ni entenderás por qué me he largado de viaje a nosesabedóndeniconquién porque no habrás tenido el valor de preguntármelo. Pero claro, hace tiempo que también perdiste tu derecho a hacerlo.

dbrttjnjy

Y yo me preguntaré, ¿tan mal lo hicimos? O más bien, ¿tan mal lo hice? Sinceramente, hace tiempo que me di cuenta de que yo no hice nada mal. De hecho, te di más de lo que tenía. Y agradezco poder decir que me di cuenta de todo, de que merecía algo mejor, y que para ello, debía avanzar. Y eso he hecho. No ha sido un camino fácil, más bien doloroso y lleno de piedras que llevan tu nombre. Al fin y al cabo, somos lo que vivimos. Y contigo he vivido más que en toda mi vida.

Te cuento, para que estés un poco al día: soy y estoy feliz. Quién lo diría, lo soy sin ti. Hace meses, jamás lo habría imaginado.

Por aquí todo va bien, todo sigue como siempre. Me sigue costando madrugar cada mañana, canto las canciones que suenan en la radio a pesar de que mi voz suene fatal, compro libros de segunda mano con olor a antiguo y procuro ir a conciertos siempre que puedo. No he vuelto a ver el mar ni me he ido de viaje un fin de semana. Tus discos siguen en la estantería, comiendo polvo. Hay música que trae recuerdos amargos y por eso es mejor que sigan guardados.

nkj452

Tú decidiste dejar este vuelo. Yo no te obligué. Creo que te dio miedo que chocáramos sin salvavidas. Lo que no sabes es que no lo necesitabas. Decidiste saltar por miedo a que yo te empujara. Ahora vuelo sola, ironías de la vida. Y yo, que creía que ya no tenía cobardes a mi alrededor…

En Madrid empieza a hacer calor, se está poniendo bonita y se nota que tiene ganas de conocerte.

Ah, no lo olvides: que echarte de menos no formaba parte del plan pero aquí está, presente. Te echo de menos constantemente.

Pero no hay de qué preocuparse, ¿verdad? Nos vemos en un rato, chaval.

6be14inonm7262

Gracias, Perú.

Me he levantado esta mañana con una energía muy inusual en mí. Más de lo habitual. Con unos nervios que me recorrían todo el cuerpo. Estaba emocionada, eufórica y con unas ganas enormes de comerme el mundo. ¿La razón? Iba a dar una charla a los alumnos de último curso en el que fue mi colegio, La Salle. Puede parecer poca cosa, pero les iba a hablar acerca de aquello que me apasiona y me tiene atada a la otra punta del mundo desde hace ya más de dos años: Perú, sus niños y el voluntariado.

10499536_10204628441091967_1042524534904031173_o

Hay quienes no ven en ello gran cosa. Sin embargo, para mí significa todo. Hasta ahora, contaba mis historias a amigos, familiares y conocidos, la gran mayoría me escuchaban un poco también por inercia, pero sé que desde que empiezo a hablar se nota en mi voz un sentimiento muy grande y una gran pasión por lo que hago. Para mí, hablar de ello a chicos de 17 años suponía un reto enorme, sin saber muy bien qué iba a contar y cómo lo iba a contar, básicamente porque era mucha la información y era corto el tiempo que tenía. Sin embargo, de la nada me he visto ante 30 alumnos que me han escuchado durante poco más de media hora hablar a toda velocidad, contar mi historia, anécdotas, todo el recorrido hasta llegar al día de hoy, y me he sentido extasiada de felicidad. Hablo sobre ello y me siento como pez en el agua, como si siempre hubiera pertenecido a ese sitio y como si siempre hubiera vivido allí. Estoy en paz cuando veo sus caras alucinadas contando anécdotas, retos, el día a día que a veces se hace cuesta arriba.

Hace apenas seis años era yo la que se sentaba a escuchar, y ahora es a mí a quien escuchan. Y me siento orgullosa de poder decir que he llegado hasta donde he llegado con esfuerzo y muchas ganas, que hago lo que hago porque me gusta y además he encontrado aquello que me apasiona hacer y que me hace feliz. Y también me alegra poder decir que me he visto capaz de transmitir todo aquello que siento y vivo, que consigo empatizar con los demás y provocarles los mismos sentimientos que he tenido yo.20140905_154910Esta pequeña experiencia me hace ver y valorar todo aún más. Darme cuenta de que tengo la mitad de mi persona anclada al otro lado del océano, y que siempre va a ser así. Y todo ello me hace feliz. También me hace feliz haber encontrado algo que me apasione en la vida, algo que me impulse a lanzarme al vacío, caer y levantarme, algo con lo que puedo despertar todas las mañanas sin que me de pereza. He encontrado una felicidad muy especial que pocos conocen y me siento muy agradecida con todas aquellas personas que me han llevado hasta este pequeño lugar. Agradecida también con esa gente que me acoge cada vez que voy, que me apoya, que me abraza, que me cuida sin diferencia de razas ni cultura, que me da las gracias por estar allí y yo les doy las gracias por que estén conmigo y por haberles conocido.

El mundo es mucho más grande de lo que parece y a veces nos cerramos puertas sin saber lo que esconden detrás. Yo he tenido la oportunidad de vivir esta experiencia dos veces (y las que me quedan) y he tenido también la oportunidad de contarlo, para contagiar este sentimiento a más personas. Me encantaría saber que alguno se ha quedado con la idea rondando por su cabeza y que pronto habrá quien viaje a Perú, India, África, o cualquier punto del mundo que lo necesite.

Gracias, a mis niños, a Perú, a su gente, a todos esos amigos que he dejado allá.

Nos vemos pronto, no sabéis lo muchísimo que os extraño. Siempre conmigo.

IMG-20140914-WA0031

(Esa noche, conquistamos el mundo.)

Inspiración.

Arrancarte de cuajo la pena es inservible. Pedirte que te quedes, es exigirte demasiado.

En cambio, pedirte que viajes conmigo sería un gustazo. Verte cruzar el océano me convertiría en un manojo de nervios, aunque sé que al ver tu sonrisa me relajaría.

Te invitaría a un café (¿te gusta? La verdad es que no lo sé..) y te relataría todas mis aventuras. ¿Sabes? Me falta alguien que me comprenda cuando salto de un tema a otro con tanta facilidad, dejando las historias a medias. Me falta alguien que me cuente medias historias. Me falta alguien que comprenda que en un minuto se pueden contar quinientas historias, y que aun así me quedo corta.

459

Me faltas tú, para conseguir que ría sin vergüenzas.

Mirarte a los ojos y descubrir que ahí se encuentra el mundo.

Acariciarte la cara antes de irme a dormir. Besarte la frente y rozar tu nariz. Sonreírte fuerte, y finalmente, simplemente ser feliz.

Porque a veces la inspiración viene… no se sabe de dónde. Pero viene para organizar tus ideas, para hacerte sentir vivo y libre. Viene para recordarte el pasado. Por si no lo sabes, te lo dejaste al otro lado del charco.

Brindemos.

Hoy quiero brindar, nada de promesas o propósitos que luego no se llegan a cumplir. Brindar por lo que vino, y por lo que vendrá, sea lo que sea.

Brindo por un 2015 lleno de todo aquello que nos hizo felices en el 2014. Para que permanezca e incluso haga mejorar nuestras vidas.

Brindo por los que están, por los que siguen ahí al pie del cañón. Por las amistades de verdad, las que se cuentan con los dedos de una mano, quienes están para lo bueno, para lo malo, para salir de fiesta pero también para salir corriendo hasta tu casa, porque lo que necesitas son unos grandes brazos que te abracen y orejas que te escuchen, para poder escapar del hoyo en el que te has metido.

friendship-girls-love-perfect-pretty-silhouette-favim-com-47757

Brindo por los que se fueron, los que no quisieron permanecer cerca o los que simplemente no merecen de tu compañía, porque sabes que tú vales mucho más.

Brindo por los que estuvieron de paso, los que te hicieron disfrutar de momentos mágicos, cortos pero intensos. A veces uno se cuestiona por qué por tan poco tiempo. Muchos vienen para que aprendas una pequeña lección, una vez hecho su trabajo, se marchan.

Brindo por todos los viajes alrededor del mundo, en familia, en pareja o con los amigos. Por los viajes que nos unen más todavía, los que crean hilos invisibles que nos anclan a personas o lugares inimaginables. Porque ahora mismo se te está pasando por la cabeza el gran viaje que hiciste este año. Porque no es solo a dónde fuiste, sino con quién te fuiste o a quién conociste.

Brindo por los momentos mágicos, los que crean nuestros recuerdos. Brindo por mi casualidad favorita, por mi persona de este año. Por esas situaciones y personas que nos marcan y señalan cómo han sido estos últimos 365 días de nuestra vida.

Brindo por que sigas cerca, por que sigas alimentando mi vida con tu magia. Brindo por creer en las casualidades sin buscarle explicación alguna, por entender que hay cosas que simplemente tenían que suceder.

Brindo por la locura, como base para una vida increíble y espectacular.

Brindo por ti, por mí, por nosotros. Brindo por volvernos a ver, por reírnos al recordar tanto lo bueno como lo malo.An education

Brindo por saber volar, por seguir volando, por seguir volviendo.

Que nada ni nadie os corten las alas.

Por todas las historias que dejamos a medias, por todas las que aún nos quedan por contar.

Por un 2015 lleno de sonrisas, momentos de pura magia y mucha vida.

Empecemos a volar.

Por dónde empezar. Por dónde iniciar el vuelo después de tanto pensar..

Este tiempo me ha servido para crecer, para aprender a sentir más, pero también mejor. Descubrir la felicidad en las pequeñas cosas, esas que llegan cuando dejas de buscar. He sentido cómo es una caída libre de la montaña rusa más alta jamás conocida hasta ahora, su sonrisa. He aprendido a perderme en esos ojos oscuros que en ocasiones miran lascivamente movimientos de cadera interminables y vuelan lejos sin paracaídas, porque saben que si cae, dolerá, pero el viaje habrá valido la pena.

travel-quotes

He descubierto paisajes maravillosos sin salir de casa, he viajado lejos en muchos tipos de transporte, pero nada es comparable al momento en que sus manos rozan mi cintura y me hacen temblar. O cuando me cubren del frío abrazándome fuerte, diciéndome “nunca más te vas a sentir sola”.

He reconocido en la distancia una forma de valorar lo que tenemos, tanto lo material como lo humano. He encontrado a aquellos que me valoran, poniendo en positivo todo lo que en realidad hay de negativo en mi. Ya sabéis, todos tenemos nuestro lado oscuro pero hay quien sabe cómo dar la vuelta a todo eso.

Me he visto a mi misma sintiendo cosas que creía inalcanzables, sentimientos que creía imposibles de recuperar. He vivido esa sensación de sentirte la persona más afortunada en el mundo, por dar en el punto justo, en el momento adecuado. Por saber que a veces arriesgar vale tanto la pena, que repetirías tus actos mil y una veces a pesar de los miedos y los nervios.

IMG_22439458770284

He aprendido que el ser normal te ata, que la locura libera. Que vivir en equilibrio a veces desequilibra, y que cada uno debemos buscar nuestra propia locura para poder seguir adelante y disfrutar la vida como realmente queremos. Que lo que das, algún día te será devuelto, de la forma más inesperada, en el momento más inesperado.

Que la felicidad, son esos pasos que damos hasta alcanzar cada meta que nos proponemos. Que lo bonito, es disfrutar del camino. Y aunque no haya meta, cada instante hay que vivirlo, porque será único.

Y que lo importante del camino, no son los pasos que des, sino con quién los des.

“Ser feliz es entender que este es el mejor momento.”

(Y no podías haber escogido uno mejor para llegar a mi vida. Por tanto, Gracias.)