Cuídala.

Cuídala, cuídala mucho. Protégela como si fuera el mayor de tus tesoros. Quiérela, se lo merece. Mantén tus ojos fijos en ella, nunca sabes cuándo echará el vuelo.

La chica de tus canciones, la de tus noches en vela, el océano infinito, los besos azules, los abrazos eternos, la mirada perdida. ¿Cómo pensaste que podía ser para siempre? Vigila, estate siempre atento. Un día, sin que te des cuenta, se irá. Te darás la vuelta, ya no estará. Entonces empezarás a preguntarte por qué se fue, si tú no habías hecho nada. Quizá fue por eso, porque no pasaba nada, porque dejaste su vida en blanco y ella quería que estuviera llena de magia. Quería más y más y tú ya no te esforzabas. Creíste que bastaba con estar, pero no.

girl-happy-lie-lies-Favim.com-1160193Cuando le das un abrazo, ella quiere besos. Cuando le das un beso, ella quiere caricias. Cuando le das caricias, ella quiere sexo. Siempre más, siempre mejor, siempre tú. No se conforma, nunca da nada por hecho, procura esforzarse al máximo, constantemente. Pero eso ya lo sabías, es una extremista. O todo o nada. O contigo o con nadie. Todo valía mucho hasta que tú le restaste importancia, hasta que ella empezó a tirar por los dos. Y la cuerda se rompió. Ella se fue y tú te quedaste solo, sin nada. Sin darte cuenta.

Un día verás que ya no está, y que no piensa volver. Será por orgullo herido, será porque no quiere sufrir. Qué más da el por qué, cuando no le estás dando motivos para regresar a ti.

large (2)

Si eso es lo que quieres, déjalo todo como está. Si quieres vida, si quieres más, si quieres de lo bueno lo mejor, corre. Corre hasta que te duelan los pies, hasta que no puedas más. Grita, grita hasta quedarte sin voz, hasta que te puedan las fuerzas. Hasta que sientas que lo estás dando todo. Ella lo sabrá. Siempre sabe cuándo eres tú. Siempre supo que eras tú, que no tenía a nadie que te pudiera sustituir.

Corre, súbete a ese avión. Vuelve. Y si lo haces, que sea para no irte jamás.

tumblr_ni4xvs9cts1tf69j8o1_500

Anuncios

Fantasmas.

No te conozco. No sé quién eres. ¿Dónde quedaron aquellas tardes de verano? ¿Dónde quedaron los momentos de complicidad? ¿De sonrisas desmedidas y besos que abrazar? ¿A dónde se fueron todos esos planes que no llegamos a hacer?

Llégame. Llégame tan adentro que nunca quieras volver a ver la luz del sol. Vuélvete transparente a mis ojos, que nada escape. Rapta mis risas brillantes, nuestras miradas de complicidad, esas en las que cabía un mundo entero. El mundo, el nuestro.

Vuélvete. Vuélvete a ese lugar del que nunca debiste irte. Quédate. Abrázame. Siénteme. Bésame.

tumblr_inline_mwiifoHSEH1rg9cyo

Mis palabras han dejado de tener sentido. Vas por la calle caminando y no te das cuenta de todas las personas con las que te vas cruzando. Entonces me ves. Al otro lado de la calle, esperando a que el semáforo se ponga en verde. Frenas, me miras, te acercas. Yo aún no te he visto, absorta en mis pensamientos. Pienso en huir a cualquier lugar, ahora ya contigo o sin ti. Te acercas, me abrazas por detrás y me asusto. Me observas, me acaricias la cara y yo me quedo congelada. Me coges de la mano y salimos corriendo a cualquier otra parte.

large-213Llegas, abres la puerta, me invitas a pasar y volvemos a nuestro mundo. ¿Dónde estabas?, te pregunto. Buscándote en otros cuerpos, contestas. Y nos dejamos arrastrar por el pasado, a ese lugar tan bonito, tan tuyo, tan mío. Lo hacemos presente. Y de repente..

El futuro. Ya nada duele. Todo es paz donde antes habitaba la guerra. Ya no desperdiciamos el tiempo en reproches ni conversaciones absurdas. Ahora sólo hay consejos, palabras sanas, abrazos de reconciliación. Paz. Y sonrío por saber que lo que un día fue nuestro, lo seguirá siendo siempre. Pero ahora podremos volver allí cuando queramos y no habrá miedo en nuestros ojos, ni sentimientos encontrados. Habrá calor y un lugar al que volver cuando nos crucemos con algo que nos asuste.

2e4dc46b18341d5efabed7c1cc04713f¿Qué tal estás? Quiero saber cómo te encuentras.

Esa, es la única pregunta que espero de ti.

La última vez.

Piénsalo, nunca sabes cuándo será eso. Un día te das cuenta de que algo no va bien o que algo falla. No sabes qué es, así que sigues con tu vida sin darle mayor importancia. Igual tu pareja hace lo mismo, o no. Probablemente pase un tiempo hasta que uno dé el paso de hablar, de poner las cartas sobre la mesa. Empezáis a hablar, a intentar explicar qué es lo que está pasando, en qué estáis fallando. Pero nada, no hay vuelta atrás. O mejor dicho, uno (o quizá los dos) decide que esto se acabó, que no vale la pena seguir intentando algo que no funciona (¿o puede que él/ella no quiera que funcione?). Es igual, se acabó.

maxresdefault8Ajá, ahí es cuando te paras a pensar en todo detenidamente. Cuándo fue el último beso, la última vez que os acostasteis, que os dijisteis “te quiero” o “te echo de menos”, ese mensaje de buenos días y buenas noches, la última llamada, el emoticono sonriente, del corazón o cualquier otro, la última despedida y el último reencuentro. ¿Cuándo dejamos que esto llegara a pasar? ¿Cuándo decidimos rendirnos? ¿Dejarlo estar? ¿Cuándo se fueron las ganas de seguir intentándolo? (Si es que alguna vez se fueron del todo..)

large-3Es así, sin más, de súbito. De la noche a la mañana llega el vacío. Empiezas a darle vueltas, necesitas a toda costa una explicación para lo que ha sucedido. Y cuando no la encuentras, recuerdas una y otra vez todo. En especial los momentos más próximos. Aquella vez que te diste cuenta de que su sonrisa no poseía la misma magia que al principio, no sentías calor cuando te abrazaba y no te miraba del mismo modo. Había algo en él que se había disipado durante el camino. La conexión entre vosotros ya no era la misma, lo sabías y creías que él también lo notaba (o puede que no quisiera verlo). Y más de lo mismo, volviste a caer en la trampa de creer que todo se arreglaría, así sin más. Y cuando quisiste darte cuenta tropezaste de nuevo y te quedaste tirada en el suelo, sin nadie a tu lado que te ayude a levantarte.

1641409_twnugvmqnbqifiu¿Y ahora qué?, te preguntarás. Ahora te queda el recuerdo. Sí, no todo es bueno ni perfecto pero seguro que te quedarás con la mejor parte. Las discusiones, los malentendidos, los desacuerdos; todo queda a un lado cuando ya no te queda nada. El rencor no sirve en absoluto y lo mejor que puedes hacer es sonreír. Sonreír por todas las veces que lo hicisteis juntos, por lo que vivisteis, por lo que vendrá. Juntos o separados, esos recuerdos siempre serán sólo vuestros.

Y cada última vez, será lo que recuerdes siempre con mayor claridad.

tumblr_n0rrilissp1tob6tzo1_500

Volver.

Dicen que cuando algo se acaba es porque algo nuevo comienza. O quizás no. En realidad, queda a tu elección.

Déjame decirte algo: no está siendo fácil. Que no, que no fue sencillo decirte adiós, cerrarte la puerta en las narices, lanzarte lejos de mi vida. Que detrás de cada una de mis risas hay un silencio amargo rogando por salir, por gritar(te) que sigo aquí. Que puede que tú ya no (o sí) pero que a mí aún me queda un rato para largarme de este sitio.

485a0094d42474980416fd27b5fd3c0cQue sí, que sí es fácil decir eso de “tienes que salir de tu zona de confort”. Pero venga, sed sinceros, ¿cuántos al final os atrevéis a hacerlo? Porque cuesta mucho, hay que echarle valor a la vida, echarle un par y decir, me lanzo a la aventura sin saber lo que vendrá. Aunque dé miedo, no sé cuándo, creo que lo voy a intentar.

Así que ya ves, aquí sigo, en el limbo, entre el sí y el no, el quiero y no puedo, el debo pero no me apetece, el tengo que hacerlo pero no me viene bien. Serán meras excusas para negar una realidad que se multiplica cuando haces acto de presencia. Porque así estamos, en un ir y venir de mentiras, de creernos muy valientes y no ser capaces de decirnos verdades, de abrazarnos hasta morir de frío, hasta matarnos por dentro, hasta que uno decida alejarse corriendo.

black-and-white-boy-couple-forever-favim-com-1732140Porque sé que siempre acabamos volviendo, porque sé que vuelvo y sigues existiendo, porque sé que un día ya no estarás. ¿Y entonces qué? Creo que va siendo hora de escoger un camino, sea el que sea, nunca sabremos cuál nos conviene más. Sólo sé que el momento de decidir va llegando y sigo tan indecisa como el primer día, o incluso más.

Me giro para mirar a ver qué estás pensando.

Qué raro.

Te has ido.

Ya no estás..

tumblr_lnjk7telzb1qcxieko1_500_large

Retazos de lo que fuimos.

Todavía recuerdo la primera vez que te vi. Llegaste y te sentaste cuatro asientos más allá de mí. No te diste cuenta de que te miraba. Al día siguiente tú me miraste, me sonreíste y nos reímos juntos. Empezó el mayor espectáculo que el mundo jamás haya presenciado. El primer beso nocturno que me robaste, la primera vez que quedamos, que nos cogimos de la mano, que nos abrazamos. El primer “buenas noches” y “buenos días”, la primera llamada de teléfono, la primera despedida, el primer reencuentro.bae-couple-goals-happy-favim-com-3032215Los días alejados no eran nada comparados con los que pasábamos juntos, ajenos al mundo. Las fotos, los videos, las risas, conocernos a fondo, sentirnos cerca, vivir colgado del otro.

Empecé a apreciar los pequeños matices, tus miradas matadoras de “no te vayas”, cada vez que te perdías en mi cuerpo, cada vez que no quería soltarte. Los paseos por Madrid, nuestros jardines, las copas, los bailes sin ropa, las canciones a gritos, bebernos la vida a besos, comernos a miradas y matarnos a mordiscos, pelearnos a cosquillas y rompernos por dentro. Curarnos las heridas, ser lo que el otro necesita para estar bien. Y todo parecía ir tan bien que no nos dimos cuenta de nada.

black-and-white-couple-cuddling-gray-favim-com-904986Llegó la tempestad, el huracán, y nosotros sin salvavidas. Me arrastró la corriente hasta la otra punta del mundo y vi cómo te ibas haciendo cada vez más pequeño. Y no había nada que hacer, no encontraba el modo de volver. Y yo quería y quería, y lo volvía a intentar. Buscaba motivos y sabía que no los necesitaba, que sólo quería que estuvieras a mi lado, para curarme, para estar bien otra vez. Pero fue imposible, no hubo manera. Siento que fallé al intentarlo, que mientras yo corría en tu dirección, tú seguías alejándote más todavía. Y claro, así era imposible alcanzarte.

¿Te lo dije alguna vez? No hay imposibles, sólo improbables. Y siempre lo creí mi máxima. Nada que no se quiera de verdad será imposible de obtener. Sin embargo, a veces, llega un punto en que las fuerzas se acaban, se agotan los cartuchos, las fuerzas, las ganas, no puedes más, te derrumbas entera, sientes la derrota, la decepción, haber fallado a pesar de que lo has intentado más que nada. Y es entonces cuando te das cuenta de que tienes que parar, frenar en seco. Si sigo nadando hacia ti, nunca llegaré a tierra. Creo que me voy a ahogar y tú ya no estás para salvarme. Lo siento si te fallé, nunca quise abandonarte.

tumblr_ktdy3nimq31qzds26o1_400

Salida de emergencia.

Olvidé decirte que me siento triste por poder olvidarte, por sentirte lejos y a pesar de ello estar bien. Olvidé cómo saben tus besos por la noche antes de acostarnos. Olvidé cómo me abrazabas en la cama después de hacer el amor, sabiendo que no podía ser para siempre, con miedo a que me marchara.
Olvidé tu sonrisa después de tantas horas frente a la pantalla, cómo me siento cuando me tomas de la mano y paseamos por la ciudad, contarte mi vida entera y que tú centres toda tu atención en lo que yo te esté contando.

1_500Olvidé lo que se siente cuando pones tus cinco sentidos a mi servicio, porque te preocupas por mí, porque quieres hacerme sentir bien.
Olvidé cómo me quitas las lágrimas de la cara mientras el mundo sigue girando, y hay un avión que me espera para alejarme de ti.
Olvidé que nunca quise olvidarte, que no quería ni quiero hacerlo. Que en ocasiones tu recuerdo me hace una encerrona y no me deja escapar. Que hay algo que me obliga a mirarte a los ojos y decirte que te echo de menos, aunque sólo sea a ratos.

5(31)Olvidé quién eras, quién fuiste, ¿quién eres ahora? Me olvidé de tu imagen frente a mí, de tus pasos a mi lado, de tu guitarra siempre al costado, de los viajes de carretera, de la música y el alcohol.
Siempre quise olvidarme de ti y nunca pude hacerlo. No puedo, no quiero.
Porque nadie quiere olvidarse de aquello que una vez le hizo sentir la persona más feliz y afortunada del mundo. Y porque lo daría todo por volver a tenerlo, por volver a sentirlo todo de nuevo.

Y2Xg1rfd.jpg

¿Qué te sucede, mundo?

Es un viernes por la noche como otro cualquiera. Las luces se encienden para iluminar las calles llenas de gente, felices, disfrutando. De repente, un mensaje de texto me avisa de que algo ha roto la calma nocturna, la tranquilidad que nos ofrece vivir cada momento.

El cielo se ha inundado de explosiones, ruidos, gritos, llantos. De gente huyendo del miedo, con pánico, sin entender nada. Porque, ¿qué explicación podemos encontrar a todo esto? ¿Qué sentido tiene? Un hombre haciendo daño a otro hombre, en nombre de una religión, unas creencias, una forma de vivir. Siempre creí que cada persona es diferente al resto, y que precisamente esas diferencias son las que nos unían como la especie más increíble del mundo. Pero debí confundirme, o es que veo las cosas desde otro punto de vista.

12240102_1698471650382727_2178359790512729729_nYa no importa el por qué, cuándo, cómo. Sí importa a quiénes. No existe forma alguna de comprender cómo alguien puede hacer daño a otro igual, corromper la paz que nos une y nos sirve para coexistir, para convivir en armonía y desde el respeto. Porque creo que eso es algo que nos hace mucha falta: Tolerancia y Respeto mutuo.

Hay sufrimientos que el mundo no debería ver, que las personas no deberían sentir. NADIE se lo merece. Nadie, ni en los países próximos a nosotros ni en ciudades a miles de kilómetros de aquí.

Ya no es sólo París, hablo del mundo entero, de la humanidad.
Que la luz del mundo y la paz nunca se apague.