Es él.

Verano, el mar en calma, un día más a tu lado, una noche más pegada a ti. Y qué bien me sientas. Acabas de despertar, abres un ojo, me ves junto a ti y me abrazas fuerte por la espalda, me das un beso y empiezo a sonreír cuando ni siquiera sé dónde estamos. Nos hemos ido de viaje a ese norte que tanto te gusta, lleno de fríos nocturnos, playas eternas y besos al amanecer.

nnizM7nOVuIUna vez más, sigues aquí, inamovible. Tienes esa mirada que me enloquece como aquel primer día de invierno, esa tez oscura y esos labios que me matan a mordiscos. Y parece que fue ayer cuando todo comenzó. Hubo miedo, momentos de dudas, de tensión, de no saber. Y a pesar de las subidas y las bajadas, nunca quise irme, porque al final siempre me diste motivos para quedarme. Porque sabía que tomaba la decisión correcta, que este era el camino que quería escoger.

Y aquí estamos, con sonrisas que nos abrazan, con abrazos que nos hacen sentir libres, con millones de risas que hacen que el mundo se vea desde otra perspectiva, más feliz, más optimista.

a8816bfc0ad20d747fe20f0dae6db54bMis amigas se ríen por la cara de idiota que pongo cuando te veo aparecer. Te sientas a mi lado y no paras de mirarme ni un segundo. Lo mismo me pasa cuando estamos solos. Tus ojos se posan en mí y me pongo tan nerviosa que hasta te das cuenta. Y empiezo a hablar sin parar, a contarte tonterías, anécdotas sin importancia. Y no sé cómo, pero nunca pierdes la atención, siempre estás preguntando más y más, con ganas de saber de mí y poder formar parte de mi vida.

Vuelvo a la cama. Noto cómo tus ojos me rodean, cómo no dejan de estudiar cada milímetro de mi cuerpo, cómo tus manos me acarician, erizándome la piel y el alma. Siento cosas que creía olvidadas. Y me besas con más ganas que nunca, con una fuerza brutal que nos empuja a empezar y no terminar jamás. Las ganas, esas que aparecieron de la nada y que ahora se dirigen hacia ti sin remedio, día tras día, con miles de emociones vividas y las que nos quedan por sentir.

bed-black-and-white-blackandwhite-boy-Favim.com-3182224Ya lo sabes, yo también tuve miedo al principio. Pensaba que me estaba lanzando sola y sin paracaídas cuando decidiste volver, cuando te diste cuenta de que el miedo solo te paraliza si le dejas. Que se puede superar y que no hay mejor manera que hacerlo juntos y enfrentarlo.

Es entonces cuando me doy cuenta de que todo ha valido la pena. El ayer, el hoy y el mañana. Valdrá la pena porque sé que te sobran motivos para quedarte, porque no dudaría nunca de ti.

tumblr_nurnlpC7Pn1usr5ajo1_500¿Que si creo que es él? No es que lo crea, es que lo sé. ES ÉL.

Si quieres saber qué cree él, pincha aquí.

Cuídala.

Cuídala, cuídala mucho. Protégela como si fuera el mayor de tus tesoros. Quiérela, se lo merece. Mantén tus ojos fijos en ella, nunca sabes cuándo echará el vuelo.

La chica de tus canciones, la de tus noches en vela, el océano infinito, los besos azules, los abrazos eternos, la mirada perdida. ¿Cómo pensaste que podía ser para siempre? Vigila, estate siempre atento. Un día, sin que te des cuenta, se irá. Te darás la vuelta, ya no estará. Entonces empezarás a preguntarte por qué se fue, si tú no habías hecho nada. Quizá fue por eso, porque no pasaba nada, porque dejaste su vida en blanco y ella quería que estuviera llena de magia. Quería más y más y tú ya no te esforzabas. Creíste que bastaba con estar, pero no.

girl-happy-lie-lies-Favim.com-1160193Cuando le das un abrazo, ella quiere besos. Cuando le das un beso, ella quiere caricias. Cuando le das caricias, ella quiere sexo. Siempre más, siempre mejor, siempre tú. No se conforma, nunca da nada por hecho, procura esforzarse al máximo, constantemente. Pero eso ya lo sabías, es una extremista. O todo o nada. O contigo o con nadie. Todo valía mucho hasta que tú le restaste importancia, hasta que ella empezó a tirar por los dos. Y la cuerda se rompió. Ella se fue y tú te quedaste solo, sin nada. Sin darte cuenta.

Un día verás que ya no está, y que no piensa volver. Será por orgullo herido, será porque no quiere sufrir. Qué más da el por qué, cuando no le estás dando motivos para regresar a ti.

large (2)

Si eso es lo que quieres, déjalo todo como está. Si quieres vida, si quieres más, si quieres de lo bueno lo mejor, corre. Corre hasta que te duelan los pies, hasta que no puedas más. Grita, grita hasta quedarte sin voz, hasta que te puedan las fuerzas. Hasta que sientas que lo estás dando todo. Ella lo sabrá. Siempre sabe cuándo eres tú. Siempre supo que eras tú, que no tenía a nadie que te pudiera sustituir.

Corre, súbete a ese avión. Vuelve. Y si lo haces, que sea para no irte jamás.

tumblr_ni4xvs9cts1tf69j8o1_500

Vida.

Entra y lo primero que hace al verme es regalarme una sonrisa de las suyas, tímida y provocadora a la vez. Me dice que estoy muy guapa, que sin maquillaje más todavía, que el rosa me sienta bien. Me dice que no me acompleje por esos kilos de más “que creo que tengo”, que esos pantalones marcan unas curvas que le vuelven loco. Me dice que sonría más y más fuerte, que el mundo entero se enamoraría de ella igual que lo hizo él. Me dice que se pierde por mis caderas, en cada curva hasta llegar a mi ombligo, en las líneas de mi cuello y en cada lunar que hay en mi espalda. Me dice que se muere por comerme a besos, de esos que me hipnotizan. Me dice que le gusta mi pelo, su tacto, que me quiere siempre cerca, despacio, que siente que el mundo está a nuestros pies, que no hay nada más cuando me abraza. Los abrazos; me dice que se siente en casa cuando se acurruca en mis brazos, que querría quedarse a vivir allí una vida entera, que el calor del hogar lleva mi nombre. Lo que aún no sabe es que mi hogar lleva el suyo.

6aedf067d52aed145436a15fdb865cdfY me dice que me merezco todo lo bueno de este mundo, que soy buena en mi trabajo, que me esfuerzo por superarme, que siempre saco lo mejor de él, que a mi lado se hace mejor. Me dice que toda la suerte se la llevó él al conocerme, y yo que me quedo embobada mirándole y sabiendo que la suerte es mía por tenerle, por saber que vino para quedarse.

Y al final, como siempre, me deja sin palabras. Y yo también me pierdo en ese mar de sentimientos que nos rodea y nos une, me quedo a vivir en la constelación de su cuerpo y duermo abrazada a la persona que nunca creí llegar a conocer. Alguien que te hace sentir vivo, afortunado, que te da paz, alegrías, sonrisas, vida.

couple-dress-fashion-girl-Favim.com-2235478

Me dice que le doy la vida;

y es que yo aprendí a vivir la mía el día en que llegué a la suya.

A ti, que decidiste quedarte.

Porque no te importó arriesgar, te dio lo mismo lo que fueran a pensar los demás, te dejaste llevar por tus instintos y ganaste.

Cuando se despierta por la mañana lo primero que hace es abrazarme, se acurruca contra mí y le sirvo como excusa para no moverse de la cama durante unas horas más. Intenta no moverse mientras duerme pero es inevitable que alguna noche me crea que voy a terminar en el suelo o sin manta.

dfbfgNunca se pone límites porque cree que siempre puede superarse. Lo intenta y se esfuerza hasta conseguir todo aquello que se propone. Nada ni nadie le frena. A veces espera mucho de los demás y recibe poco. Siempre antepone a los demás a sí mismo, y aunque a veces me exaspera que no tenga ni un ápice de egoísmo, sé que eso le hace ser mejor persona. Tiene mucha paciencia, me aguanta en las buenas, en las malas y en las peores. Es detallista y pone mucho cuidado en todo lo que hace. Nunca cede, nunca da un paso hacia atrás. Podrá equivocarse muchas veces, lo admitirá e intentará corregirse.

tumblr_n3w2bhk7RF1sfvlg3o1_500En cada reencuentro me regalas mil abrazos y besos. Ves en mi torpeza un motivo más para sonreír y en las guerras de cosquillas, excusas para morir a base de risas. Has descubierto cosas de mí que ni yo misma conocía. Y de cada día que pasamos juntos, intentas sacar todo el jugo posible para mantener el amor intacto mientras la distancia nos separa. Te juegas hasta los últimos cartuchos de vida que te quedan para no perderme. Y aún me parece un misterio que quisieras quedarte cuando yo aún no sabía a quién pertenecía. Decidiste seguir jugando hasta el final porque creíste en mí, creíste en nuestras posibilidades. Y gracias a ti, seguimos aquí.

G R A C I A S

Por querer quedarte, por no detenerte nunca, por hacer que el mundo siga girando a nuestro alrededor.

tumblr_lpoxwaobUX1qzcb22o1_500

Hazlo.

Arrepiéntete de lo que hagas y no de lo que no hagas. Es un mantra que me repito muy a menudo. Haz lo que te apetezca, cuando te apetezca. Luego vendrán las consecuencias, mejores o peores. Pero de todo se puede sacar algo bueno, ¿o no?

Quizás.

A veces cometer un error nos lleva a mejorar las cosas o verlo todo de otra manera. Puede que si no hubieras cometido ese error, no estarías donde estás ahora. Puede ser, a pesar de que el camino hasta llegar a hoy haya dolido, y mucho.

Por eso, y sin que sirva de precedente, me arrepiento. Sí y no. Lo hago porque podría haberte ahorrado dolor, tristeza, días de no ver el sol, lloreras y un pozo sin fondo. Podría haberte rescatado, pero fui egoísta y me escogí a mí. No sé qué absurda razón me llevó a tomar esa decisión. Pero lo hice. Y aquí estamos.
No me arrepiento, porque sé que hoy las cosas serían diferentes si no hubiera actuado así. Que tú no serías tú, yo no sería yo, y nosotros puede que no fuéramos nosotros. Y eso, la verdad, me aterra.

Y como un gran sabio dijo una vez “El pasado puede doler. Pero tal como yo lo veo, puedes huir de él o aprender de él”. Y en este caso, yo decido aprender, seguir creciendo y hacerlo a tu lado, no soltarte nunca de la mano y volver siempre a ti.

largeNo importa qué sucedió sino para qué. Y yo sé que eras y eres una persona muy especial, con sus defectos y sus virtudes, una persona capaz de anteponer al resto antes que a sí mismo. Y lo sigues siendo. Ya no es tanto que no lo expreses por escrito como que lo sigas siendo, esa misma persona que conocí, valiente, feliz y dada a los demás.

Y mentiría si dijera que a veces no me invade el miedo de que el pasado pueda con nosotros, que cambies en dirección contraria a mí y salgas huyendo. No sé si podría soportarlo.
Pero entonces me fijo en que sigues ahí, en el otro lado de la cama, tranquilo y seguro de ti mismo, que no piensas en salir corriendo sino en disfrutar del ahora, que es nuestro.

Por eso, quiero que lo tengas claro: eres mi pasado, mi presente y mi futuro.

adorable-bampw-black-and-white-couple-Favim.com-2174588

Seguir sumando.

Perdona, llego tarde. Había tráfico, la puerta de casa no cerraba y había alguien en mi cama que quería retenerme a toda costa, el máximo tiempo posible. No le culpo, yo tampoco quería levantarme esta mañana.

Verás, no intento justificarme ni inventar excusas baratas, pero a veces vivo en una realidad paralela difícil de frenar. No me gusta enfrentarme al mundo sin tener la certeza de que él me empujará para alcanzar todo lo que me proponga.
Aunque no me creas, a veces cuesta, nadie dijo que iba a ser fácil. Pero aquí seguimos, haciendo el camino juntos.

Enseguida me pierdo en la constelación de lunares de su cuerpo, y ya ni te cuento cuando deambulo en la curva de su cuello. A veces él también se pierde conmigo. Busca el camino de regreso a casa rodeando mis caderas hasta llegar a mi ombligo, y no hay quién le frene cuando encuentra lo que andaba buscando.
Las noches se aclaran y nos vemos con la luna observándonos, curiosa, y nosotros escapándonos de ella.

¿Por dónde iba? Ah sí, lamento haber llegado tarde a tu vida. Me entretuve con otros que no lo merecían y ahora sé que siempre quise haber llegado antes. Pero ya estoy aquí, en casa, para seguir sumando gotas de agua a este océano infinito, que es sólo tuyo y mío.

black-boy-bw-couple-Favim.com-3201218

(Por tanto,y siempre, Gracias.)

Creo que es él.

Me gusta cuando frunce el ceño, baja la mirada y se queda pensativo. Acaba de volver a hacerlo y me doy cuenta de que me encanta la expresión de su cara. Hoy ha venido con un gorro rojo y guantes negros. Hace un frío horrible y yo me estoy congelando. Le cojo del brazo, esperando que no se aparte. ¡Qué tranquilo parece estar! Y yo mientras histérica todo el camino, ya no tengo remedio. Me vuelve a sonreír. Tiene una de esas sonrisas mágicas que difuminan los alrededores y te encierran en una burbuja donde todo parece posible, donde los miedos desaparecen.

tumblr_n8yy7t7Dhl1t1prrio1_500Me dice que estoy muy guapa, que le gustan mis Converse azules. Si tú supieras cuántas veces me las puse sólo porque sé que te fijas en ellas.. Después de tomar unas cuantas cervezas me noto más relajada, aunque también más graciosa y más torpe. Joder, mi torpeza parece que viene de serie y no hay día que no tropiece. Empezamos a andar y nos acercamos al centro. Las luces de navidad iluminan nuestros pasos y tú pareces incapaz de apartar tu mirada de mí. ¿En qué piensas?, te pregunto. En lo bien que te sienta la navidad, me respondes. Y yo sonrío contigo. Y joder, a la mierda el mundo. Y te beso y el universo es nuestro. Tus manos en mi cuello y habría que ser idiota para no querer seguir volando. Qué bonito todo desde que estás a mi lado. Y menudo vértigo.

tumblr_mx3mquL9I61sb9i2go7_500

¿Será que me estoy enamorando? No puede ser, si casi no recordaba esa sensación. Cuando se lo diga a mis amigas me van a matar, dirán que me he vuelto loca de nuevo. Pero es que te veo y la felicidad me invade, me abrazas y me siento tranquila, me besas y el mundo se vuelve un lugar mejor. Sé que lo arriesgas todo a caballo perdedor (aunque para ti siempre sea ganador) y te da igual lo que piensen los demás. Y siento que tengo ganas de subir a la torre más alta de la ciudad para gritar la suerte que tengo por tenerte.

Tumblr_lw0t5j8fjO1r62adto1_500.pngSí, creo que me voy a enamorar. Creo que es él y que yo soy ella. Creo que podemos ser nosotros. ¿Tú qué crees?

(¿Continuará?..)

Si quieres ver la primera parte pincha aquí

Y si quieres saber cómo termina la historia, pincha aquí.

Vértigo.

El otro día, al despedirte, me quedé con ganas de decirte unas cuantas cosas. Y es que he llegado a ese punto de ambivalencia, ese punto de no retorno, ese punto de sí pero no. Me explico: he llegado a ese momento en que sé que puedo vivir sin ti, pero no quiero. No quiero porque sin ti, mi vida se queda un poco más huérfana, le falta voz para hablar, enmudece. Como una silla coja que se tambalea y no deja de moverse. Podría quedarme sentada en ella pero me falta equilibro para mantener la calma. Igual me pasa contigo.

Captura-de-pantalla-2015-08-03-a-las-11.04.09

El otro día me quedé con ganas no de decir, sino de gritar a los cuatro vientos la suerte que tengo: tú, mi suerte. De gritar que te iba a echar de menos, tus buenos días, tus buenas noches, tus te quiero, tus no me faltes.

Cuando sé que lo más lejos, a tu lado. Olvidé decirte unos cuantos detalles más. Tienes que saber que es preciosa la sonrisa que se dibuja en tu cara cuando me ves aparecer. Tus ojos brillan cuando permaneces en silencio y siento como si el puto paraíso nos rodeara. Tus manos se pasean curiosas por mi cuerpo, siempre con ganas de más, dibujando miles de mapas estelares en los que perdernos juntos. Tus dedos vuelan sin destino, deseando que el viaje nunca termine. Y tu boca… cómo explicarlo. No hay nada parecido a lo que siento cuando te acercas a mí, lento, lento, más despacio… Cuando llegas, y decides quedarte un rato largo. ¿Quizás toda la vida?

tumblr_n0blekhkoQ1rizz8go1_500

Puede que no lo sepas todavía, pero tienes la sonrisa más bonita del mundo. Y es en ese lugar, en esa curva, donde quiero quedarme a vivir. Y tu risa, la música de fondo que quiero que me acompañe cada día. Y sí, puedo ser muy cursi al decirte que eres mi primer y último pensamiento del día pero mentiría si dijera lo contrario. Y qué quieres que te diga, que ya me da igual el qué dirán. Qué más dará, cuando sé que leer esto te provocará mil sonrisas, que seré la culpable de tus sueños… Que tú serás el culpable de los míos.

large-552

Y es que desde que apareciste, volver y volar significan lo mismo: vivir en la misma dirección. A ese lugar, con un mismo destino.

A tu lado.

Yo venía rota del pasado, habían arrasado con todo lo que llevaba dentro de mí y me había convertido en una persona que creía no ser yo. Él apareció de la nada, sin previo aviso. Entró sin llamar, como un jodido huracán, como quien sabe que será bien recibido, con una sonrisa atravesando la sala de una punta a otra, hasta llegar a mí.

Fue su risa quien me convenció para quedarme y descubrir el resto. Y desde ese momento, no hubo forma de dar marcha atrás. No pude arrepentirme o decir que no. Algo dentro de mí sabía que mi presente y mi futuro se habían anclado a alguien que sólo podía traer cosas buenas, sencillas, eternas.

20140806170329_ziEvn.thumb_.700_0

Comenzó poco a poco a tejerse una tela a nuestro alrededor, llena de magia y paz. Hizo que mi pasado se quedara allí, como un recuerdo más, como una parte de mí que debía dejar estar para poder avanzar. Me mostró un presente que nunca habría podido imaginar, y me enseñó que las personas también son un lugar al que podemos llamar Hogar.

Él se ha convertido en ese sitio al que quieres volver una y otra vez, ese lugar que visitas todos los días cuando te despiertas, con el que sueñas cada vez que te vas a dormir. Él ha obtenido el permiso para recorrer mi espalda con caricias, se ha adueñado de cada surco de mi cuello y ha creado con mis lunares un mapa en el que perdernos juntos. Me ha robado mil sonrisas con palabras pero también con pequeños detalles, esos que le hacen ser increíblemente genial.

large-20

Me enseñó el camino de vuelta a casa, sin turbulencias ni sobresaltos, con cierta locura y poca normalidad.  Siempre me dice que a mi lado crece, se hace grande. Lo que no sabe es que él ya es alguien muy grande, que ambos aprendemos el uno del otro, y que yo únicamente le acompaño en este viaje, para que ya nunca más se sienta solo.

Aprendí que la felicidad también puede ser un lugar. Y ahora sé que ese lugar,

siempre lo encuentro a tu lado.

cherishedportada1-728x487

Silencios hablados.

Hablábamos. Hablábamos muchísimo. A todas horas. Era lo que mejor se nos daba. Podíamos pasar días enteros no haciendo otra cosa que no fuera hablar, comernos a versos, saborear cada palabra.

Él siempre se empeñaba en decirme que no preguntara tanto, que tenía que dejarme llevar más. Y mira tú, todo lo que me dejé llevar aquella vez.

amo1

Desde el principio supimos que aquello que teníamos era diferente a lo del resto. No empezamos a hablar por cosas comunes que digamos. Empezamos a hablar de todo y de nada, de mil cosas a la vez y de ninguna en concreto. Nos machacábamos mutuamente a conocimientos nuevos acerca del otro. Parecía como si una manada de elefantes nos persiguiera, corríamos y saltábamos de un tema a otro, dejándolo todo a medias. A veces pienso que era nuestra excusa para no dejar de hablarnos nunca.

1365-728x465

Seguimos hablando por teléfono, por mensajes de texto, quién sabe qué fue exactamente lo que nos hizo conectar. La verdad es que no me lo he planteado hasta ahora. Muchas veces creemos que tenemos que hablar de cosas transcendentales para impresionar al otro. Lo que no sabemos es que para enamorarte, sólo necesitas saber las cosas más sencillas de esa persona: qué música escucha, sus manías, cómo se recoge el pelo, en qué lado de la cama le gusta dormir, si es más de abrazos o de sonrisas (de ambos o de ninguno, quién sabe), si le gusta el helado o prefiere algo salado. Ya lo ves, el amor está en las pequeñas cosas.

large

Con él nunca supe a qué saben los silencios incómodos. Siempre hubo una forma de rellenarlos. Daba igual el lugar, el momento, con quién estuviéramos; se convertían en momentos de paz. Como si el mundo no pudiera ser más feliz. Y ahí, en ese instante, notábamos nuestras respiraciones, uno junto al otro. Sentía cómo poco a poco me abrazaba hasta que encontraba la postura para acomodarse a mi lado. Entonces me acariciaba la piel, me besaba la frente, y después… se quedaba dormido, relajado. Y yo aprovechaba para sonreírle en silencio, acariciarle el pelo. Si despertaba, me abrazaba aún más fuerte hasta volver a quedarse dormido. Me daba la sensación de que le daba miedo que me fuera. En el fondo, él sabía que siempre me tendría..

19514_1647011092188391_8586710508779843101_n

Lo que nunca supimos,

es que aquel viaje

iba a ser el último.