Fantasmas.

No te conozco. No sé quién eres. ¿Dónde quedaron aquellas tardes de verano? ¿Dónde quedaron los momentos de complicidad? ¿De sonrisas desmedidas y besos que abrazar? ¿A dónde se fueron todos esos planes que no llegamos a hacer?

Llégame. Llégame tan adentro que nunca quieras volver a ver la luz del sol. Vuélvete transparente a mis ojos, que nada escape. Rapta mis risas brillantes, nuestras miradas de complicidad, esas en las que cabía un mundo entero. El mundo, el nuestro.

Vuélvete. Vuélvete a ese lugar del que nunca debiste irte. Quédate. Abrázame. Siénteme. Bésame.

tumblr_inline_mwiifoHSEH1rg9cyo

Mis palabras han dejado de tener sentido. Vas por la calle caminando y no te das cuenta de todas las personas con las que te vas cruzando. Entonces me ves. Al otro lado de la calle, esperando a que el semáforo se ponga en verde. Frenas, me miras, te acercas. Yo aún no te he visto, absorta en mis pensamientos. Pienso en huir a cualquier lugar, ahora ya contigo o sin ti. Te acercas, me abrazas por detrás y me asusto. Me observas, me acaricias la cara y yo me quedo congelada. Me coges de la mano y salimos corriendo a cualquier otra parte.

large-213Llegas, abres la puerta, me invitas a pasar y volvemos a nuestro mundo. ¿Dónde estabas?, te pregunto. Buscándote en otros cuerpos, contestas. Y nos dejamos arrastrar por el pasado, a ese lugar tan bonito, tan tuyo, tan mío. Lo hacemos presente. Y de repente..

El futuro. Ya nada duele. Todo es paz donde antes habitaba la guerra. Ya no desperdiciamos el tiempo en reproches ni conversaciones absurdas. Ahora sólo hay consejos, palabras sanas, abrazos de reconciliación. Paz. Y sonrío por saber que lo que un día fue nuestro, lo seguirá siendo siempre. Pero ahora podremos volver allí cuando queramos y no habrá miedo en nuestros ojos, ni sentimientos encontrados. Habrá calor y un lugar al que volver cuando nos crucemos con algo que nos asuste.

2e4dc46b18341d5efabed7c1cc04713f¿Qué tal estás? Quiero saber cómo te encuentras.

Esa, es la única pregunta que espero de ti.

Anuncios

Vida.

Entra y lo primero que hace al verme es regalarme una sonrisa de las suyas, tímida y provocadora a la vez. Me dice que estoy muy guapa, que sin maquillaje más todavía, que el rosa me sienta bien. Me dice que no me acompleje por esos kilos de más “que creo que tengo”, que esos pantalones marcan unas curvas que le vuelven loco. Me dice que sonría más y más fuerte, que el mundo entero se enamoraría de ella igual que lo hizo él. Me dice que se pierde por mis caderas, en cada curva hasta llegar a mi ombligo, en las líneas de mi cuello y en cada lunar que hay en mi espalda. Me dice que se muere por comerme a besos, de esos que me hipnotizan. Me dice que le gusta mi pelo, su tacto, que me quiere siempre cerca, despacio, que siente que el mundo está a nuestros pies, que no hay nada más cuando me abraza. Los abrazos; me dice que se siente en casa cuando se acurruca en mis brazos, que querría quedarse a vivir allí una vida entera, que el calor del hogar lleva mi nombre. Lo que aún no sabe es que mi hogar lleva el suyo.

6aedf067d52aed145436a15fdb865cdfY me dice que me merezco todo lo bueno de este mundo, que soy buena en mi trabajo, que me esfuerzo por superarme, que siempre saco lo mejor de él, que a mi lado se hace mejor. Me dice que toda la suerte se la llevó él al conocerme, y yo que me quedo embobada mirándole y sabiendo que la suerte es mía por tenerle, por saber que vino para quedarse.

Y al final, como siempre, me deja sin palabras. Y yo también me pierdo en ese mar de sentimientos que nos rodea y nos une, me quedo a vivir en la constelación de su cuerpo y duermo abrazada a la persona que nunca creí llegar a conocer. Alguien que te hace sentir vivo, afortunado, que te da paz, alegrías, sonrisas, vida.

couple-dress-fashion-girl-Favim.com-2235478

Me dice que le doy la vida;

y es que yo aprendí a vivir la mía el día en que llegué a la suya.

Hazlo.

Arrepiéntete de lo que hagas y no de lo que no hagas. Es un mantra que me repito muy a menudo. Haz lo que te apetezca, cuando te apetezca. Luego vendrán las consecuencias, mejores o peores. Pero de todo se puede sacar algo bueno, ¿o no?

Quizás.

A veces cometer un error nos lleva a mejorar las cosas o verlo todo de otra manera. Puede que si no hubieras cometido ese error, no estarías donde estás ahora. Puede ser, a pesar de que el camino hasta llegar a hoy haya dolido, y mucho.

Por eso, y sin que sirva de precedente, me arrepiento. Sí y no. Lo hago porque podría haberte ahorrado dolor, tristeza, días de no ver el sol, lloreras y un pozo sin fondo. Podría haberte rescatado, pero fui egoísta y me escogí a mí. No sé qué absurda razón me llevó a tomar esa decisión. Pero lo hice. Y aquí estamos.
No me arrepiento, porque sé que hoy las cosas serían diferentes si no hubiera actuado así. Que tú no serías tú, yo no sería yo, y nosotros puede que no fuéramos nosotros. Y eso, la verdad, me aterra.

Y como un gran sabio dijo una vez “El pasado puede doler. Pero tal como yo lo veo, puedes huir de él o aprender de él”. Y en este caso, yo decido aprender, seguir creciendo y hacerlo a tu lado, no soltarte nunca de la mano y volver siempre a ti.

largeNo importa qué sucedió sino para qué. Y yo sé que eras y eres una persona muy especial, con sus defectos y sus virtudes, una persona capaz de anteponer al resto antes que a sí mismo. Y lo sigues siendo. Ya no es tanto que no lo expreses por escrito como que lo sigas siendo, esa misma persona que conocí, valiente, feliz y dada a los demás.

Y mentiría si dijera que a veces no me invade el miedo de que el pasado pueda con nosotros, que cambies en dirección contraria a mí y salgas huyendo. No sé si podría soportarlo.
Pero entonces me fijo en que sigues ahí, en el otro lado de la cama, tranquilo y seguro de ti mismo, que no piensas en salir corriendo sino en disfrutar del ahora, que es nuestro.

Por eso, quiero que lo tengas claro: eres mi pasado, mi presente y mi futuro.

adorable-bampw-black-and-white-couple-Favim.com-2174588