Querer(nos).

Anoche me volviste a mirar como todas aquellas veces en las que fuimos algo. Me volviste a arrebatar mis sueños para hacerlos tuyos, mientras yo bailaba al ritmo de tu mirada y tus manos se movían al compás de mis caderas.

tumblr_oflf66qike1v99polo1_500Volviste, no sé si de paso o para quedarte pero lo hiciste y creo que nos sentó genial. Volviste a crear magia donde ya sólo quedaba el vacío. Hiciste brillar a las estrellas con cada sonrisa que me regalaste. Destilabas paz por los cuatro costados, y aún tengo la duda de qué te impulsó a lanzarte al vacío de nuevo. No me importan los motivos por los que lo hiciste. No esperaba nada de ti y lo diste todo, otra vez.

No quiero saber qué va a pasar ahora, si el destino nos quiere reunir otra vez o si nos engañan las emociones. Sólo sé que tomamos la decisión correcta. Elegimos vivir y sentir, disfrutar la vida, bailar hasta que salga el sol y comernos a besos, que es lo que nos va.

http___thesetingstaketimeHay veces que pasamos los días comiéndonos la cabeza por lo que pasará o lo que vendrá, cuando lo que tenemos que hacer es disfrutar el ahora, el día a día. Tirarte de cabeza a la piscina sin miedo al dolor, porque quieres y porque te apetece. Anoche disfruté cada instante pegada a ti, como siempre hicimos. Quise que ese momento durara al menos toda una vida.

Anoche dabas vueltas por mis caderas, acariciabas mis piernas como la primera vez, pero sabiendo hacia dónde ir para llegarme dentro. Me sentí en calma, segura, tranquila, sabedora de lo efímero, de que nada es eterno, sólo el ahora. Y me quedo con eso. Me quedo con tu sonrisa arrolladora, con tu mirada de cazador, con tus manos locas, con tus abrazos infinitos. Con este océano de sentimientos que es sólo tuyo y mío.

casal-couple-cute-couple-smile-favim-com-3078706

Anuncios

Te recuerdo.

Voy a buscar las palabras para decirte lo que siento.  Voy a intentar expresar lo que pienso sin entrar en detalles ni reproches. Voy a ser directa y concisa, sin rodeos.

Te siento. Te siento cerca y te siento lejos. Te siento a mi lado, escuchando mis pensamientos y a 200 km olvidándote de mí, alejándome de tu pensamiento. Te veo y sólo me apetece abrazar ese cuerpo desnudo, las marcas de las heridas de guerra de esta vida que vivimos, los tatuajes que avisan de toda tu historia sentida.

Cuidado, no pretendo nada con esto. Ya lo dije antes, solo quiero ser sincera.

dsghtdnTe pierdo. Te pierdo entre la gente y a veces me parece que te dejas llevar, que te alejas, que no quieres volver. Pero entro en tu cabeza y veo cómo aún tienes ganas de luchar. Porque perder una batalla no significa haber perdido la guerra.

Estoy bien, no lo dudes. Aun así, hay heridas que tardan en curar.

Te sincero. Y te digo que te echo de menos. No lo que fuimos o lo que seremos. Te echo de menos como mi apoyo, mi otro yo, mi ser infantil. La persona que abraza y me deja aturdida, la que me da un beso y una caricia, la que se queda dormida frente al televisor, la que le da miedo sentirse perdida.

91-728x492Eh, sigo aquí. Nunca me fui ni lo haré, aunque quieras largarte.

Te pienso, te pierdo.. pero siempre vuelvo.

Cuando tú quieras volver a casa, llama. Siempre habrá alguien que quiera abrazarte.

La última vez.

Piénsalo, nunca sabes cuándo será eso. Un día te das cuenta de que algo no va bien o que algo falla. No sabes qué es, así que sigues con tu vida sin darle mayor importancia. Igual tu pareja hace lo mismo, o no. Probablemente pase un tiempo hasta que uno dé el paso de hablar, de poner las cartas sobre la mesa. Empezáis a hablar, a intentar explicar qué es lo que está pasando, en qué estáis fallando. Pero nada, no hay vuelta atrás. O mejor dicho, uno (o quizá los dos) decide que esto se acabó, que no vale la pena seguir intentando algo que no funciona (¿o puede que él/ella no quiera que funcione?). Es igual, se acabó.

maxresdefault8Ajá, ahí es cuando te paras a pensar en todo detenidamente. Cuándo fue el último beso, la última vez que os acostasteis, que os dijisteis “te quiero” o “te echo de menos”, ese mensaje de buenos días y buenas noches, la última llamada, el emoticono sonriente, del corazón o cualquier otro, la última despedida y el último reencuentro. ¿Cuándo dejamos que esto llegara a pasar? ¿Cuándo decidimos rendirnos? ¿Dejarlo estar? ¿Cuándo se fueron las ganas de seguir intentándolo? (Si es que alguna vez se fueron del todo..)

large-3Es así, sin más, de súbito. De la noche a la mañana llega el vacío. Empiezas a darle vueltas, necesitas a toda costa una explicación para lo que ha sucedido. Y cuando no la encuentras, recuerdas una y otra vez todo. En especial los momentos más próximos. Aquella vez que te diste cuenta de que su sonrisa no poseía la misma magia que al principio, no sentías calor cuando te abrazaba y no te miraba del mismo modo. Había algo en él que se había disipado durante el camino. La conexión entre vosotros ya no era la misma, lo sabías y creías que él también lo notaba (o puede que no quisiera verlo). Y más de lo mismo, volviste a caer en la trampa de creer que todo se arreglaría, así sin más. Y cuando quisiste darte cuenta tropezaste de nuevo y te quedaste tirada en el suelo, sin nadie a tu lado que te ayude a levantarte.

1641409_twnugvmqnbqifiu¿Y ahora qué?, te preguntarás. Ahora te queda el recuerdo. Sí, no todo es bueno ni perfecto pero seguro que te quedarás con la mejor parte. Las discusiones, los malentendidos, los desacuerdos; todo queda a un lado cuando ya no te queda nada. El rencor no sirve en absoluto y lo mejor que puedes hacer es sonreír. Sonreír por todas las veces que lo hicisteis juntos, por lo que vivisteis, por lo que vendrá. Juntos o separados, esos recuerdos siempre serán sólo vuestros.

Y cada última vez, será lo que recuerdes siempre con mayor claridad.

tumblr_n0rrilissp1tob6tzo1_500

Retazos de lo que fuimos.

Todavía recuerdo la primera vez que te vi. Llegaste y te sentaste cuatro asientos más allá de mí. No te diste cuenta de que te miraba. Al día siguiente tú me miraste, me sonreíste y nos reímos juntos. Empezó el mayor espectáculo que el mundo jamás haya presenciado. El primer beso nocturno que me robaste, la primera vez que quedamos, que nos cogimos de la mano, que nos abrazamos. El primer “buenas noches” y “buenos días”, la primera llamada de teléfono, la primera despedida, el primer reencuentro.bae-couple-goals-happy-favim-com-3032215Los días alejados no eran nada comparados con los que pasábamos juntos, ajenos al mundo. Las fotos, los videos, las risas, conocernos a fondo, sentirnos cerca, vivir colgado del otro.

Empecé a apreciar los pequeños matices, tus miradas matadoras de “no te vayas”, cada vez que te perdías en mi cuerpo, cada vez que no quería soltarte. Los paseos por Madrid, nuestros jardines, las copas, los bailes sin ropa, las canciones a gritos, bebernos la vida a besos, comernos a miradas y matarnos a mordiscos, pelearnos a cosquillas y rompernos por dentro. Curarnos las heridas, ser lo que el otro necesita para estar bien. Y todo parecía ir tan bien que no nos dimos cuenta de nada.

black-and-white-couple-cuddling-gray-favim-com-904986Llegó la tempestad, el huracán, y nosotros sin salvavidas. Me arrastró la corriente hasta la otra punta del mundo y vi cómo te ibas haciendo cada vez más pequeño. Y no había nada que hacer, no encontraba el modo de volver. Y yo quería y quería, y lo volvía a intentar. Buscaba motivos y sabía que no los necesitaba, que sólo quería que estuvieras a mi lado, para curarme, para estar bien otra vez. Pero fue imposible, no hubo manera. Siento que fallé al intentarlo, que mientras yo corría en tu dirección, tú seguías alejándote más todavía. Y claro, así era imposible alcanzarte.

¿Te lo dije alguna vez? No hay imposibles, sólo improbables. Y siempre lo creí mi máxima. Nada que no se quiera de verdad será imposible de obtener. Sin embargo, a veces, llega un punto en que las fuerzas se acaban, se agotan los cartuchos, las fuerzas, las ganas, no puedes más, te derrumbas entera, sientes la derrota, la decepción, haber fallado a pesar de que lo has intentado más que nada. Y es entonces cuando te das cuenta de que tienes que parar, frenar en seco. Si sigo nadando hacia ti, nunca llegaré a tierra. Creo que me voy a ahogar y tú ya no estás para salvarme. Lo siento si te fallé, nunca quise abandonarte.

tumblr_ktdy3nimq31qzds26o1_400

Los abuelos deberían ser eternos.

El martes fui a ver El olivo y me acordé de ti. Me he dado cuenta de lo mucho que te echo de menos. Desde el primer minuto algo dentro de mí se ha removido. Veía a Alma mirar a su abuelo y me veía a mí, mirándote. Cuando por primera vez han aparecido juntos en pantalla, he deseado que le llamara yayo, como yo te decía a ti. No he fallado.
Hoy hace un año que te fuiste y saco ahora a la luz la carta que no pude leerte en su momento porque me fallaron las fuerzas:

“En los últimos años, desde que empezó con sus achaques, no había fin de semana en el que no fuera a verle a su casa. No era fácil, ver cómo físicamente empeoraba mientras su mente se mantenía lúcida y consciente de cómo los años empezaban a pasarle factura.
Recuerdo su cara, una media sonrisa; cada vez que la abuela empezaba a decir tonterías, a hablar de una vida pasada y él lo sobrellevaba lo mejor que podía. Me gusta pensar que se comportaba así porque seguía enamorado de ella..

Recuerdo también cómo iba perdiendo fuerza. Y yo, para asegurarme de que todo iba bien le decía venga, a ver con cuánta fuerza eres capaz de apretarme la mano. Y él siempre lo hacía con una gran sonrisa y diciéndome que tenía la nieta más guapa y más bonita del mundo.
Después, en la residencia, más de lo mismo. Cuando le fallaban las fuerzas, cuando iba a verle y estaba en cama, cuando nadie esperaba que mejorara, y empezaba a chincharle diciéndole que él no querría que su nieta le viera así. De un modo u otro, siempre conseguía salir adelante con una gran sonrisa. Y por encima de todo, abrazándome bien fuerte y cogiéndome de su mano.
Hace casi dos años ingresaste en el hospital, y doy gracias por dar con una médico que apostó por ti y saliste adelante. Recuerdo esos días como un apretón de manos continuo. (..)

La última vez que nos vimos yo llevaba manga corta y tú ibas en sandalias. Te contaba que me iba a Perú y tú se lo decías a la abuela, que no se enteraba de mucho. Me decías que eso estaba muy lejos pero que seguro que era bonito.
Me encantaba ir a visitarte. Me hacías sentir orgullosa por saber que yo tenía el mejor abuelo del mundo y de la galaxia. Que soportaste mucho, cuidaste de la abuela aun cuando su cabeza ya estaba muy lejos de aquí. Y sé que todos te echarán de menos.
Me dejas huérfana abuelo, pero sé que he ganado un ángel en el cielo.
Sé que siempre te sentiste orgulloso de mi, de lo que soy, de cada logro que he ido consiguiendo.

Gracias, por darme el mejor padre del mundo. Gracias, por tantas navidades juntos, por malcriarme, por nuestros momentos, por cada sonrisa que llevo grabada a fuego por dentro.

Te vamos a echar de menos.
Te quiero abuelo, hoy y siempre.”

abue

Me gusta.. (I)

Tus manías.

Me gusta su forma de mirarme,
me gusta su sonrisa,
sus ojos,
su piel,
sus manos,
incluso sus pies.

Me gusta que me tome por la cintura,
que me eche una mirada tentativa,
un “capaz o incapaz”.
Me gusta que me bese la frente,
los abrazos infinitos,
indefinibles,
indescriptibles.
Me gustan sus abrazos.

Me gusta sentirle cerca, a mi lado,
dormir bajo las mismas sábanas,
sentir su respiración junto a la mía.
Me gusta pasear mis dedos sobre su piel,
sentir cómo se eriza,
cómo se tensa y se pone nervioso.

Me gusta saber que soy para él,
que él lo es para mí.
Me gusta sentir la felicidad,
concebida en pequeños instantes,
concentrada en su mirada infantil.

Me gusta enamorarme de él,
hoy y mil días más.
Ver amanecer y anochecer,
beberme su música,
bailar en sus labios.
Volar la vida,
juntos, los dos,
tomados de la mano.

tumblr_mv2cr0j01H1s2chgfo1_1280

Si quieres leer la segunda parte pincha aquí

Acuérdate.

Acuérdate de cada una de tus primeras veces: tu primera mascota, tu primera navidad, los reyes magos, aquella excursión con el colegio, el primer viaje con los amigos, tu primer suspenso, tu primer día de universidad, tu primera gran borrachera, el primer beso, el primer amor, la primera vez que te hicieron daño, la primera vez que te sentiste traicionado.

Acuérdate de lo bueno y de lo malo, de aquello que te hizo ser quien eres hoy. Acuérdate de la familia que has escogido, tus amigos, aquellos que te eligen a ti antes que a los demás. Acuérdate de los que decidieron marcharse sin mirar atrás, ellos también dejaron su huella. Acuérdate de aquellos que se fueron de esta vida, los que siguen tus pasos y cuidan de ti sin que tú te des cuenta. Y por supuesto, acuérdate de aquellos que siguen a tu lado, los que están por y para siempre, los que no tienen ningún “pero” detrás de frases como “estoy aquí, te quiero”.

htz0zT5opDJ86RceAcuérdate de los pasos que vas dando, recuerda que lo importante es el camino y no la meta. Acuérdate de cada vez que te dijeron “no podrás” y tú sabías que sí, y lograste todo lo que te propusiste.

Acuérdate de cada despertar a su lado, del calor bajo las sábanas, de la luz entrando por la ventana, de cada atardecer y cada madrugada, de cada paseo bajo la luna y el sol.

Acuérdate de cada viaje alrededor del mundo, horas de vuelo, en barco, en coche, andando. Cada recóndito lugar descubierto, cada imagen clavada en tu memoria, las nuevas amistades y la sensación de paz que uno encuentra al darse cuenta de que nadie ve las cosas como tú las estás viendo ahora mismo.

Acuérdate de cada sonrisa robada, cada abrazo conseguido, cada lágrima derramada.

originalAcuérdate (siempre, siempre) de tus padres, tus hermanos, tu familia. De su esfuerzo por ayudarte a cumplir tus sueños, por intentar que seas feliz.

Acuérdate de él/ella, quien te hizo sonreír, quien consiguió ver todo lo bueno que hay en ti y que cada día intenta contribuir a tu estado de felicidad continua.

Acuérdate todos los días del año de aquello que te hace ser quien eres y estar en el lugar que estás. No brindes por ello cada 365 días, no hay por qué renunciar a dar las gracias siempre que se puede, a quienes hacen posible una vida feliz y llena de locura.

tumblr_static_884p46a0vcgskwgkoc8ckssok_640_v2
Feliz 2016, que vuestra vida siempre esté llena de magia y felicidad.
Y nunca olvidéis, que ser feliz sólo depende de uno mismo. El resto, es complementario.

Salida de emergencia.

Olvidé decirte que me siento triste por poder olvidarte, por sentirte lejos y a pesar de ello estar bien. Olvidé cómo saben tus besos por la noche antes de acostarnos. Olvidé cómo me abrazabas en la cama después de hacer el amor, sabiendo que no podía ser para siempre, con miedo a que me marchara.
Olvidé tu sonrisa después de tantas horas frente a la pantalla, cómo me siento cuando me tomas de la mano y paseamos por la ciudad, contarte mi vida entera y que tú centres toda tu atención en lo que yo te esté contando.

1_500Olvidé lo que se siente cuando pones tus cinco sentidos a mi servicio, porque te preocupas por mí, porque quieres hacerme sentir bien.
Olvidé cómo me quitas las lágrimas de la cara mientras el mundo sigue girando, y hay un avión que me espera para alejarme de ti.
Olvidé que nunca quise olvidarte, que no quería ni quiero hacerlo. Que en ocasiones tu recuerdo me hace una encerrona y no me deja escapar. Que hay algo que me obliga a mirarte a los ojos y decirte que te echo de menos, aunque sólo sea a ratos.

5(31)Olvidé quién eras, quién fuiste, ¿quién eres ahora? Me olvidé de tu imagen frente a mí, de tus pasos a mi lado, de tu guitarra siempre al costado, de los viajes de carretera, de la música y el alcohol.
Siempre quise olvidarme de ti y nunca pude hacerlo. No puedo, no quiero.
Porque nadie quiere olvidarse de aquello que una vez le hizo sentir la persona más feliz y afortunada del mundo. Y porque lo daría todo por volver a tenerlo, por volver a sentirlo todo de nuevo.

Y2Xg1rfd.jpg

Aeropuertos.

Hace calor, mucho calor. El verano ha llegado oficialmente. Nos está obligando a largarnos lejos del asfalto de la ciudad. Irnos a una ciudad de playa o de viaje a algún lugar del mundo donde las temperaturas nos den una tregua. Probablemente cojas un avión y vueles a algún lugar que – no lo sabes todavía..- te marcará en cierta manera y te hará cambiar.

dbfhny

El cambio de rumbo está en los aeropuertos. Benditos y a la vez malditos. Lugar de los mejores reencuentros y de las peores despedidas. Siempre imaginas una típica escena de película en la que esa persona te viene a buscar, y a ti se te pone cara de idiota y os sonreís y la vida es perfecta. O todo lo contrario, toca separarse y os echáis a llorar como si fuera el fin del mundo, y tienes la sensación de que toda la gente a tu alrededor os estará mirando. Y aunque no lo creas, a veces esas cosas suceden.

Puede que lo veas, o puede que tengas la suerte de vivirlo.

tumblr_lh68e1iiWs1qbcs4so1_400_large

Aeropuertos. Lugar de tránsito, lugar de la felicidad absoluta y de la desdicha máxima. Ese lugar, guarda mis mejores y mis peores momentos. Entre ruidos de salidas y llegadas, avisos de retrasos y cancelaciones, maletas de todos los colores, familias, parejas, jóvenes, mayores, gente de tránsito en tu vida. Entre toda esa gran cantidad de personas, estás tú, está esa persona.

images (2)

Aeropuertos. Ese sitio donde nos damos cuenta de que a veces las palabras sobran, donde una sonrisa, una mirada, un abrazo, obtienen el mayor de los significados. “Te voy a echar de menos”, “no te vayas”, “déjalo todo y quédate conmigo, por favor”, “cuánto me alegro de que hayas llegado sana y salva”, “por fin estás en casa, con nosotros”.

Cuando inicias el viaje, todo son nervios. Incluso te hace ilusión llegar al aeropuerto, ver tu vuelo en la pantalla, calcular las horas que te esperan en el aire, si te darán comida, si podrás dormir o si te tocará el pesado de turno en el asiento de al lado. Tonterías, al fin y al cabo. Piensas en todo eso porque imaginar lo que te espera al llegar hace que los nervios sean aún mayores.

tumblr_m64yjbaHrw1r4t5fc

Cuando el viaje termina, el aeropuerto se convierte en el peor lugar del mundo. Llegan las despedidas, la vuelta a la realidad que todos odiamos, te da el “bajonazo”, y tú sólo deseas poder quedarte unos días más. Dices todo a base de abrazos, miradas y besos, y sientes que tu mundo se desmorona.

tumblr_m8zmbyOGkB1qalppi

Cuando llegas a casa, todo el mundo está feliz de volver a verte, pero por dentro únicamente piensas en todo lo que dejaste atrás, en las ganas que tienes de regresas de nuevo a aquel lugar.

El aeropuerto, ese lugar de tránsito que tantos sentimientos y pensamientos abarca. Lugar que marca las distancias, lugar de paso.

Porque ya se sabe, después de los hospitales, donde más se sufre son los aeropuertos.

adventum-ng59

No lo entienden.

Vuelve a ser domingo. Hace calor y el asfalto quema bajo mis pies descalzos. Descubrí la felicidad hace ya unos cuantos meses. Y ellos no me creen. No lo entienden.

No entienden que la felicidad también puede ser un lugar. Y que yo, afortunada, la encontré entre tus brazos. Que me topé con ella más veces de las que otros podrían nombrar.

dancing-couple

Me di de frente con tu mirada –infinita-, con tu sonrisa –atlántica-, con tus abrazos –atemporales-, y con tu forma de querer –intensa-. Pero ellos no lo entienden.

No entienden que no fuera un espejismo, que fuera real. Que pasa el tiempo pero esas sensaciones se mantienen. Y siguen sin entender(me).

No entienden que es imposible alejarte de aquello que te dio la felicidad plena, porque sigues pensando -(lo sabes)- que un día regresará.

Regresará esa felicidad en formato reencuentro, y luego en formato abrazo y en formato beso. Y todo se fundirá entre la oscuridad y las pocas luces que queden encendidas esa noche. Y no lo entienden.

couple-cute-guitars-house-music-Favim.com-347778

No entienden que duelas y que no te obligue a irte. Porque eso dolería más todavía.

No entienden que la felicidad es un lugar, que es contigo.

Y que cuanto más la busco, más te encuentro. Y cuanto más cerca te encuentro, más felices somos. Pero ellos, siguen sin entenderlo. Y ya, qué más dará.

Hay un tipo de felicidad reservada para dos.

Y con que tú lo entiendas, es más que suficiente.

De ti depende que salgamos al balcón a dar envidia a los de enfrente..