Aires del norte.

Y de repente apareció él, rompiendo todos tus esquemas, partiendo en dos todas las ideas que hasta ese momento rondaban por tu cabeza. Llegó para quedarse, y tú sin saber cómo comportarte, qué hacer.

tmb_104660_8564Se presentó en tu puerta sin llamar, y tú creyendo que esas cosas ya no te podían pasar. Que siempre ibas a estar preparada para lo que viniera. Pero no, esta vez sería diferente, había algo que te decía que él no era como otros. Sí, siempre dices lo mismo, que no es como los demás. Por una vez, sabes que llevas la razón y tienes todas las de ganar.

Llega con esa sonrisa misteriosa que no sabes qué oculta, esos ojos claros que te inundan con su mirada, siempre con ganas de más, siempre con ganas de saber qué vendrá después, ese acento norteño que te atrapa. A veces tiene miedo hasta de ti, de tu confianza, de tu no saber comportarte, de tus ironías y tus respuestas que le dejan contrariado, con cara de extrañeza.  Tiene miedo pero se siente seguro, igual que tú. Tú, que no paras de mirarle embobada cada vez que dice una tontería, cada vez que se inventa una historia nueva y vas y te lo crees todo, sin dudar de él.

tumblr-smile-black-and-white-hug-Favim.com-4174756Le has visto trasnochar, madrugar, le has visto desvestir(te)se con más ganas que nunca, a la luz de la luna anaranjada que reposa en su habitación, le has visto emocionarse cuando la música le llega muy adentro, queriendo aleccionarte en sus gustos y aficiones, le has visto sorprenderse por tus comentarios fuera de tono, con mucho o poco sentido, pero siempre manteniendo su atención. Le has visto dormirse y despertar a tu lado, con hambre y poco sueño, con ganas de comerte a besos, mordisco a mordisco hasta dejar su marca personal.

No sabéis qué camino vais a tomar. Pero eso os da igual, siempre que sea en la misma dirección.

4870803f-b4db-4f53-a99c-4abc5a294e75

Anuncios

No lo entienden.

Vuelve a ser domingo. Hace calor y el asfalto quema bajo mis pies descalzos. Descubrí la felicidad hace ya unos cuantos meses. Y ellos no me creen. No lo entienden.

No entienden que la felicidad también puede ser un lugar. Y que yo, afortunada, la encontré entre tus brazos. Que me topé con ella más veces de las que otros podrían nombrar.

dancing-couple

Me di de frente con tu mirada –infinita-, con tu sonrisa –atlántica-, con tus abrazos –atemporales-, y con tu forma de querer –intensa-. Pero ellos no lo entienden.

No entienden que no fuera un espejismo, que fuera real. Que pasa el tiempo pero esas sensaciones se mantienen. Y siguen sin entender(me).

No entienden que es imposible alejarte de aquello que te dio la felicidad plena, porque sigues pensando -(lo sabes)- que un día regresará.

Regresará esa felicidad en formato reencuentro, y luego en formato abrazo y en formato beso. Y todo se fundirá entre la oscuridad y las pocas luces que queden encendidas esa noche. Y no lo entienden.

couple-cute-guitars-house-music-Favim.com-347778

No entienden que duelas y que no te obligue a irte. Porque eso dolería más todavía.

No entienden que la felicidad es un lugar, que es contigo.

Y que cuanto más la busco, más te encuentro. Y cuanto más cerca te encuentro, más felices somos. Pero ellos, siguen sin entenderlo. Y ya, qué más dará.

Hay un tipo de felicidad reservada para dos.

Y con que tú lo entiendas, es más que suficiente.

De ti depende que salgamos al balcón a dar envidia a los de enfrente..

Silencios hablados.

Hablábamos. Hablábamos muchísimo. A todas horas. Era lo que mejor se nos daba. Podíamos pasar días enteros no haciendo otra cosa que no fuera hablar, comernos a versos, saborear cada palabra.

Él siempre se empeñaba en decirme que no preguntara tanto, que tenía que dejarme llevar más. Y mira tú, todo lo que me dejé llevar aquella vez.

amo1

Desde el principio supimos que aquello que teníamos era diferente a lo del resto. No empezamos a hablar por cosas comunes que digamos. Empezamos a hablar de todo y de nada, de mil cosas a la vez y de ninguna en concreto. Nos machacábamos mutuamente a conocimientos nuevos acerca del otro. Parecía como si una manada de elefantes nos persiguiera, corríamos y saltábamos de un tema a otro, dejándolo todo a medias. A veces pienso que era nuestra excusa para no dejar de hablarnos nunca.

1365-728x465

Seguimos hablando por teléfono, por mensajes de texto, quién sabe qué fue exactamente lo que nos hizo conectar. La verdad es que no me lo he planteado hasta ahora. Muchas veces creemos que tenemos que hablar de cosas transcendentales para impresionar al otro. Lo que no sabemos es que para enamorarte, sólo necesitas saber las cosas más sencillas de esa persona: qué música escucha, sus manías, cómo se recoge el pelo, en qué lado de la cama le gusta dormir, si es más de abrazos o de sonrisas (de ambos o de ninguno, quién sabe), si le gusta el helado o prefiere algo salado. Ya lo ves, el amor está en las pequeñas cosas.

large

Con él nunca supe a qué saben los silencios incómodos. Siempre hubo una forma de rellenarlos. Daba igual el lugar, el momento, con quién estuviéramos; se convertían en momentos de paz. Como si el mundo no pudiera ser más feliz. Y ahí, en ese instante, notábamos nuestras respiraciones, uno junto al otro. Sentía cómo poco a poco me abrazaba hasta que encontraba la postura para acomodarse a mi lado. Entonces me acariciaba la piel, me besaba la frente, y después… se quedaba dormido, relajado. Y yo aprovechaba para sonreírle en silencio, acariciarle el pelo. Si despertaba, me abrazaba aún más fuerte hasta volver a quedarse dormido. Me daba la sensación de que le daba miedo que me fuera. En el fondo, él sabía que siempre me tendría..

19514_1647011092188391_8586710508779843101_n

Lo que nunca supimos,

es que aquel viaje

iba a ser el último.

Reencuentro.

Anoche nos volvimos a ver. No se me hizo extraño, aunque reconozco que no esperaba su visita hasta dentro de unos cuantos meses. Era medianoche. Me dio un toque al móvil. En apenas media hora estaba frente a él, escuchando su voz, envolviéndome en sus abrazos.

tumblr_inline_n7ek6aJDHV1sdr7s9

De repente, todo lo que llevaba reprimiendo desde hacía tiempo estalló, me entraron ganas de llorar. Aguanté, no quería estropear la escena. Pero claro, llegó el momento en el que los ojos dicen lo que la boca calla, y en ese instante se desbordaron por mi cara. Él puso su sonrisa de media luna, esa que tantas veces había visto, esa que me gustó desde el primer momento en que la vi. En unas milésimas de segundo, volví a aquellos días en los que la vida era perfecta y nada excepto los putos planes de futuro nos distanciarían.

pareja13

Anoche todo daba igual. Resultó ser como si el tiempo no hubiera pasado, como si la distancia no existiera, como si de veras estuviéramos otra vez pegados.  Él, rozando mi cintura. Yo, a unos centímetros de su boca.

Anoche te eché de menos cuando me iba a dormir. No, ya no hay nadie que me robe el edredón, o que me empuje a un lado haciéndose dueño del lugar. No hay nadie a quien hacerle una foto mientras respira profundamente, en sueños. Tu lado de la cama se ha quedado huérfano.

binklm

Pude sentirte cerca de mí, amor. Sentí retroceder el tiempo, revivirlo todo de nuevo. Si pudiera, no dudaría en volver de nuevo. Si pudiera.

No me esperes despierto, llegaré tarde, noche cerrada. No te preocupes, entraré en tus sueños, ahí donde siempre permanezco. Cuando despiertes, podrás abrazarme fuerte como tantas otras veces. No me pidas salir de esa habitación en siete días. No quiero pensar que el sueño puede terminar.

Pronto, muy pronto, sé que te sentiré de nuevo.

portada36-728x405

Seamos invencibles.

Estoy en medio de todo, en plena encrucijada. Estoy entre la nostalgia del pasado y el nerviosismo del futuro. Estoy entre volver a por ti, o quedarme aquí para siempre. Tal vez sea que necesito que alguien –tú- me aclare las ideas.

knml

Leí por ahí, que cuando nos ponemos a pensar en aquello que hemos vivido, lo que en realidad hacemos es visualizar la vez anterior que nos pusimos a recordar esa vivencia. Ello me lleva a la conclusión de que al final, de tanto rememorarlo, nuestro pasado se llena de ciencia ficción y de todo aquello que nosotros, consciente o inconscientemente, incluimos en nuestra memoria. Probablemente endulcemos los recuerdos, los convertimos en momentos todavía más bonitos si cabe. Pero, ¿a quién no le gusta creer que todo lo pasado fue idílico y sincero al mismo tiempo?

A veces me planteo no volver al pasado, porque en el fondo me da miedo terminar recordando las cosas como yo quisiera que hubieran sucedido, y no como realmente pasaron. Sin embargo, después me doy cuenta de que todos al final sabemos qué hemos vivido y cómo lo hemos vivido, por muchos detalles que pongamos o quitemos a nuestras mentes. Por mucho que queramos engañarnos a nosotros mismos.

Portada17-728x434

De vez en cuando me da por abrir la galería de fotos del móvil y echar un rato largo observando todas esas caras. Si tú también lo haces, te darás cuenta de que ninguna esconde un momento amargo. En todas eres feliz, te sentías tan pletórico en ese momento que había que inmortalizarlo en una fotografía. Y entonces me digo, ¿qué necesidad hay de verlas cuando estoy triste? ¿Para deprimirme más todavía? No. Stop.

Si lo hago, que sea para recordarme que en el pasado disfruté la vida. Que sea para darme cuenta de toda la suerte que tengo, por los lugares visitados, por toda la gente que he conocido, por mi familia, amigos, parejas y cualquier otra persona que haya marcado mi vida. Que sea, para ser consciente de que todo lo que viva tiene que superar a todas las historias que ya se han escrito. Que sea, para saber que fui feliz, que lo voy a ser, que de cualquier bache se sale. Que todo lo que baja, en algún momento vuelve a subir.

Que la vida es esa montaña rusa a la que decidí subirme hace ya tiempo y que no me quiero bajar de ella. Si lo hago, que sea para recordarme a mí misma quién soy, dónde estoy, y lo lejos que puedo llegar siempre que me lo proponga.

tumblr_m8ylz4nQ7Y1re63z8o1_1280

Que nada ni nadie te paren en tu camino. Eres lo que has vivido. Conviértete en lo que quieras ser.

Transforma los Imposibles en sencillos Improbables.

Nostalgias.

Que yo me enamoré de él. Sé qué es que una corriente eléctrica atraviese tu cuerpo al rozarte la piel. Me he descubierto en la letra de sus canciones, y he visto cómo él también se enamoraba entre silencios y pocas voces. Él, que se ha desnudado por dentro, he visto sus fobias, sus miedos, su lado más oscuro; sus sonrisas, que escondían su cobardía.

boca

No le gusta complicarse, le gusta lo sencillo. No le gustan las trabas, ni los que te hacen tropezar para llegar a su punto de destino. Te cuida y te quiere, y no se molesta en ocultarlo. Yo, que sé cómo quiere, cómo te cuida y cómo lo siente. Cuando se sube a la montaña rusa más alta del mundo, para lanzarse en picado al vacío sin miedo a golpearse.

Sé, que le gusta vivir de noche, que le cuesta conciliar el sueño, que le gusta comer dulce y se muestra sin complejos. Que le cuesta levantarse por las mañanas, siempre llega tarde y es capaz de esperarme el tiempo que haga falta, sólo por verme un ratito. Le da igual el qué dirán. Qué sabrán ellos, extraños, de un mundo lleno de amor y sin ataduras en que hacemos fácil lo difícil, en el que lo imposible se vuelve improbable. Un mundo en el que no hay distancia que nos separe.

hbgfcg5

Y ahora viene la palabra que lo jode todo. Pero hay otras muchas cosas que no sé, no sé cuál es su colonia favorita, cuánto tiempo tarda en arreglarse, si las cosas le van bien o si se siente triste. Si ha cambiado los improbables por imposibles. Si se ha dejado a sí mismo, si habrá dejado escapar sus sueños, si será verdad que no cumple sus promesas. Me da miedo confirmar que el chico valiente que conocí se ha vuelto un jodido cobarde, incapaz de echarle lo que haga falta a la vida por estar con la persona de la que nunca quiso separarse. Porque de ser así, el chico que yo conocí, ya no existiría. Y el mundo se convertiría en un lugar terrible y vulnerable, capaz de cambiar a cualquiera, de simplificarle. Un maldito conformista que cede ante las realidades de un mundo que ha sido injusto con él, con nosotros.

2651

No te hagas esto, no nos hagas esto. Esto es sólo un punto y aparte.

La vida es larga. Déjate llevar, y por favor, nunca, nunca, me dejes escapar.

Gracias, Perú.

Me he levantado esta mañana con una energía muy inusual en mí. Más de lo habitual. Con unos nervios que me recorrían todo el cuerpo. Estaba emocionada, eufórica y con unas ganas enormes de comerme el mundo. ¿La razón? Iba a dar una charla a los alumnos de último curso en el que fue mi colegio, La Salle. Puede parecer poca cosa, pero les iba a hablar acerca de aquello que me apasiona y me tiene atada a la otra punta del mundo desde hace ya más de dos años: Perú, sus niños y el voluntariado.

10499536_10204628441091967_1042524534904031173_o

Hay quienes no ven en ello gran cosa. Sin embargo, para mí significa todo. Hasta ahora, contaba mis historias a amigos, familiares y conocidos, la gran mayoría me escuchaban un poco también por inercia, pero sé que desde que empiezo a hablar se nota en mi voz un sentimiento muy grande y una gran pasión por lo que hago. Para mí, hablar de ello a chicos de 17 años suponía un reto enorme, sin saber muy bien qué iba a contar y cómo lo iba a contar, básicamente porque era mucha la información y era corto el tiempo que tenía. Sin embargo, de la nada me he visto ante 30 alumnos que me han escuchado durante poco más de media hora hablar a toda velocidad, contar mi historia, anécdotas, todo el recorrido hasta llegar al día de hoy, y me he sentido extasiada de felicidad. Hablo sobre ello y me siento como pez en el agua, como si siempre hubiera pertenecido a ese sitio y como si siempre hubiera vivido allí. Estoy en paz cuando veo sus caras alucinadas contando anécdotas, retos, el día a día que a veces se hace cuesta arriba.

Hace apenas seis años era yo la que se sentaba a escuchar, y ahora es a mí a quien escuchan. Y me siento orgullosa de poder decir que he llegado hasta donde he llegado con esfuerzo y muchas ganas, que hago lo que hago porque me gusta y además he encontrado aquello que me apasiona hacer y que me hace feliz. Y también me alegra poder decir que me he visto capaz de transmitir todo aquello que siento y vivo, que consigo empatizar con los demás y provocarles los mismos sentimientos que he tenido yo.20140905_154910Esta pequeña experiencia me hace ver y valorar todo aún más. Darme cuenta de que tengo la mitad de mi persona anclada al otro lado del océano, y que siempre va a ser así. Y todo ello me hace feliz. También me hace feliz haber encontrado algo que me apasione en la vida, algo que me impulse a lanzarme al vacío, caer y levantarme, algo con lo que puedo despertar todas las mañanas sin que me de pereza. He encontrado una felicidad muy especial que pocos conocen y me siento muy agradecida con todas aquellas personas que me han llevado hasta este pequeño lugar. Agradecida también con esa gente que me acoge cada vez que voy, que me apoya, que me abraza, que me cuida sin diferencia de razas ni cultura, que me da las gracias por estar allí y yo les doy las gracias por que estén conmigo y por haberles conocido.

El mundo es mucho más grande de lo que parece y a veces nos cerramos puertas sin saber lo que esconden detrás. Yo he tenido la oportunidad de vivir esta experiencia dos veces (y las que me quedan) y he tenido también la oportunidad de contarlo, para contagiar este sentimiento a más personas. Me encantaría saber que alguno se ha quedado con la idea rondando por su cabeza y que pronto habrá quien viaje a Perú, India, África, o cualquier punto del mundo que lo necesite.

Gracias, a mis niños, a Perú, a su gente, a todos esos amigos que he dejado allá.

Nos vemos pronto, no sabéis lo muchísimo que os extraño. Siempre conmigo.

IMG-20140914-WA0031

(Esa noche, conquistamos el mundo.)

Desde el día en que nos conocimos.

Déjame explicarte

qué es aquello que sucede cuando dos cuerpos se juntan

estallan, se intensifican, se provocan

y el cielo entero se llena de intensa oscuridad.

Querría contarte cómo de bloqueada me siento desde hace unos días. Reflexionando, permitiéndome sentir cosas que no debería. Debo, porque eso significa que vivo. Pero no debo, porque me hace daño y no me deja avanzar.

Querría explicarte cómo me sentí ayer.

Vi tu reloj en la pantalla y lo reconocí al instante. Es de esas cosas que ves diariamente pero no le das mayor importancia. Y cuando pasan, te das cuenta de que se ha quedado grabado en tu mente. Jodida memoria, jodidos recuerdos y jodida inspiración.

tumblr_mlu3159lHv1snk4ngo1_500

Hace unos años, me decían que era la chica del príncipe azul que no destiñe. Esa chica que sigue creyendo que el amor está en algún lugar y que pronto va a llegar. Suena completamente infantil, lo sé. Pero dime, ¿acaso alguien escéptico, alguien realista, puede ser más feliz sólo por tener los pies en la tierra? ¿Sólo por romper sus propias ilusiones? ¿Sólo por miedo a sentir de más y pasarlo mal? Pues déjame que te diga, que esa gente vive muerta por dentro. Claro que sienten cosas, pero no precisamente son sentimientos vivos, sino sentimientos que poco a poco te van matando hasta dejarte vacío.

Desde el día en que nos conocimos, me vacío y me lleno a ratos.  Pero puedo decir que me siento un poco más viva desde entonces. Sigo creyendo en los príncipes azules que no destiñen y me siento genial viviendo en esa pompa de felicidad que a más de uno y una parece que le molesta o incomoda. Oigan, que el objetivo en esta vida es ser feliz. Estar feliz no siempre es posible, pero serlo debería ser casi una obligación. Y el cómo serlo, depende de cada uno.

portadailoveyou-728x411

Hace unos días despertamos con una tragedia en los periódicos y en la televisión que me puso la piel de gallina y me hizo reflexionar. Cabe decir que no es necesario que sucedan cosas terribles para dar una vuelta de tuerca a nuestras vidas, pero en mi caso sirvió para darme cuenta de las cosas que no digo, que me callo o que aparento, por “quedar bien” o “por no molestar”.

Tres cosas ten siempre claras. Tres cosas que tenemos que decir más a menudo y que si no las decimos, es probable que nos arrepintamos en el futuro. Dilo sin miedo a las consecuencias o a lo que pueda decir la otra persona. Que si no reacciona bien, ahí tienes una respuesta que guarda un importante significado.

Te quiero, hoy y siempre, pase lo que pase, estemos donde estemos.

Te echo de menos, todos los días y mucho más de lo que te puedas imaginas.

Gracias, por ser y estar, por aportarme y enseñarme qué es la felicidad.

 large-107

Desde el día en que nos conocimos, me voy a dormir con la sensación de que me quedan palabras que decirte y acciones que enseñarte. Me acuesto pensando en lo que fue, lo que es y lo que será.

Desde el día en que nos conocimos, guardo demasiadas cosas dentro de mí que sólo tú puedes encontrar.

Mi Casualidad.

Nunca antes he explicado

lo que significó verle cantar y tocar la guitarra

por primera vez,

sólo para mí.

Lo recuerdo con nostalgia. He tenido que leer un libro para ponerme a pensar en ello.

Era la habitación 205 (sí, de nuevo), septiembre, sábado por la noche. Una semana antes, ya le había escuchado sobre los escenarios. Yo aún no lo sabía, pero él se había convertido en el hilo musical de mi vida.

Por aquel entonces me contó que había empezado a escribir una nueva canción, pero que no sabía cómo continuar. Era una sola frase.

Primero la cantó. Luego, tomó su guitarra y sonó, envolviéndome suavemente en un escalofrío que recorrió todo mi cuerpo en aquella fría noche. Me senté a su lado, de frente, con las piernas abrazadas a mi pecho, mi cabeza apoyada sobre las rodillas y una media sonrisa dibujada en mi cara. Aquellos días… no encontraba razones para dejar de sonreír.

zo1_onml

Él cantaba, sonreía, me miraba. Y yo, me enamoraba un poquito más. Me dejaba envolver por su voz, me perdía en sus ojos oscuros.

Aquella frase se quedó grabada en mi mente. Y ahora, cada vez que veo o escucho cómo alguien lo menciona, siento que una parte de nosotros sigue volando.

En ese momento yo desconocía que lo que iba a escribir hablaría de nosotros, de las casualidades, la distancia, la nostalgia y la melancolía. Y ahora, me parece que es lo más bonito que se ha escrito nunca.

No sé si después vinieron más canciones, más textos, más sueños que no se hicieron realidad. Aunque me gusta pensar que sí los hubo.

Ha llegado la primavera, el frío se despeja. Acabo de darme cuenta de que te sigo echando de menos. No como el primer día, no de la misma manera. Pero el fondo, sincero y real, sigue siendo el mismo.

Y tiemblo al verte, y al escucharte.

Hoy estoy nostálgica. Te superé. Pero tu recuerdo se mantiene conmigo.

Tengo el día tonto, no me hagas mucho caso. Voy en el autobús, te escribo esto y las letras bailan para ti. Yo también tengo sueño. Y sí, yo también te voy a extrañar.

few

Inspiración.

Arrancarte de cuajo la pena es inservible. Pedirte que te quedes, es exigirte demasiado.

En cambio, pedirte que viajes conmigo sería un gustazo. Verte cruzar el océano me convertiría en un manojo de nervios, aunque sé que al ver tu sonrisa me relajaría.

Te invitaría a un café (¿te gusta? La verdad es que no lo sé..) y te relataría todas mis aventuras. ¿Sabes? Me falta alguien que me comprenda cuando salto de un tema a otro con tanta facilidad, dejando las historias a medias. Me falta alguien que me cuente medias historias. Me falta alguien que comprenda que en un minuto se pueden contar quinientas historias, y que aun así me quedo corta.

459

Me faltas tú, para conseguir que ría sin vergüenzas.

Mirarte a los ojos y descubrir que ahí se encuentra el mundo.

Acariciarte la cara antes de irme a dormir. Besarte la frente y rozar tu nariz. Sonreírte fuerte, y finalmente, simplemente ser feliz.

Porque a veces la inspiración viene… no se sabe de dónde. Pero viene para organizar tus ideas, para hacerte sentir vivo y libre. Viene para recordarte el pasado. Por si no lo sabes, te lo dejaste al otro lado del charco.