Es él.

Verano, el mar en calma, un día más a tu lado, una noche más pegada a ti. Y qué bien me sientas. Acabas de despertar, abres un ojo, me ves junto a ti y me abrazas fuerte por la espalda, me das un beso y empiezo a sonreír cuando ni siquiera sé dónde estamos. Nos hemos ido de viaje a ese norte que tanto te gusta, lleno de fríos nocturnos, playas eternas y besos al amanecer.

nnizM7nOVuIUna vez más, sigues aquí, inamovible. Tienes esa mirada que me enloquece como aquel primer día de invierno, esa tez oscura y esos labios que me matan a mordiscos. Y parece que fue ayer cuando todo comenzó. Hubo miedo, momentos de dudas, de tensión, de no saber. Y a pesar de las subidas y las bajadas, nunca quise irme, porque al final siempre me diste motivos para quedarme. Porque sabía que tomaba la decisión correcta, que este era el camino que quería escoger.

Y aquí estamos, con sonrisas que nos abrazan, con abrazos que nos hacen sentir libres, con millones de risas que hacen que el mundo se vea desde otra perspectiva, más feliz, más optimista.

a8816bfc0ad20d747fe20f0dae6db54bMis amigas se ríen por la cara de idiota que pongo cuando te veo aparecer. Te sientas a mi lado y no paras de mirarme ni un segundo. Lo mismo me pasa cuando estamos solos. Tus ojos se posan en mí y me pongo tan nerviosa que hasta te das cuenta. Y empiezo a hablar sin parar, a contarte tonterías, anécdotas sin importancia. Y no sé cómo, pero nunca pierdes la atención, siempre estás preguntando más y más, con ganas de saber de mí y poder formar parte de mi vida.

Vuelvo a la cama. Noto cómo tus ojos me rodean, cómo no dejan de estudiar cada milímetro de mi cuerpo, cómo tus manos me acarician, erizándome la piel y el alma. Siento cosas que creía olvidadas. Y me besas con más ganas que nunca, con una fuerza brutal que nos empuja a empezar y no terminar jamás. Las ganas, esas que aparecieron de la nada y que ahora se dirigen hacia ti sin remedio, día tras día, con miles de emociones vividas y las que nos quedan por sentir.

bed-black-and-white-blackandwhite-boy-Favim.com-3182224Ya lo sabes, yo también tuve miedo al principio. Pensaba que me estaba lanzando sola y sin paracaídas cuando decidiste volver, cuando te diste cuenta de que el miedo solo te paraliza si le dejas. Que se puede superar y que no hay mejor manera que hacerlo juntos y enfrentarlo.

Es entonces cuando me doy cuenta de que todo ha valido la pena. El ayer, el hoy y el mañana. Valdrá la pena porque sé que te sobran motivos para quedarte, porque no dudaría nunca de ti.

tumblr_nurnlpC7Pn1usr5ajo1_500¿Que si creo que es él? No es que lo crea, es que lo sé. ES ÉL.

Si quieres saber qué cree él, pincha aquí.

Aires del norte.

Y de repente apareció él, rompiendo todos tus esquemas, partiendo en dos todas las ideas que hasta ese momento rondaban por tu cabeza. Llegó para quedarse, y tú sin saber cómo comportarte, qué hacer.

tmb_104660_8564Se presentó en tu puerta sin llamar, y tú creyendo que esas cosas ya no te podían pasar. Que siempre ibas a estar preparada para lo que viniera. Pero no, esta vez sería diferente, había algo que te decía que él no era como otros. Sí, siempre dices lo mismo, que no es como los demás. Por una vez, sabes que llevas la razón y tienes todas las de ganar.

Llega con esa sonrisa misteriosa que no sabes qué oculta, esos ojos claros que te inundan con su mirada, siempre con ganas de más, siempre con ganas de saber qué vendrá después, ese acento norteño que te atrapa. A veces tiene miedo hasta de ti, de tu confianza, de tu no saber comportarte, de tus ironías y tus respuestas que le dejan contrariado, con cara de extrañeza.  Tiene miedo pero se siente seguro, igual que tú. Tú, que no paras de mirarle embobada cada vez que dice una tontería, cada vez que se inventa una historia nueva y vas y te lo crees todo, sin dudar de él.

tumblr-smile-black-and-white-hug-Favim.com-4174756Le has visto trasnochar, madrugar, le has visto desvestir(te)se con más ganas que nunca, a la luz de la luna anaranjada que reposa en su habitación, le has visto emocionarse cuando la música le llega muy adentro, queriendo aleccionarte en sus gustos y aficiones, le has visto sorprenderse por tus comentarios fuera de tono, con mucho o poco sentido, pero siempre manteniendo su atención. Le has visto dormirse y despertar a tu lado, con hambre y poco sueño, con ganas de comerte a besos, mordisco a mordisco hasta dejar su marca personal.

No sabéis qué camino vais a tomar. Pero eso os da igual, siempre que sea en la misma dirección.

4870803f-b4db-4f53-a99c-4abc5a294e75

Es ella.

Creo que siempre lo he sabido, desde el momento en que la conocí. Con sus labios rojos y sus ojos caramelo, sus manos frías y su pelo rubio, con esa sonrisa que es capaz de hipnotizar a cualquiera.

Y ahí te veo llegar, un día más tú por aquí, cerca de mí. Te has puesto esos pantalones nuevos de los que me hablaste y la sudadera que te regalé. ¿Cómo puede ser que todo te quede tan bien? Me da igual si vas con tacones o en zapatillas, maquillada o al natural, con falda, pantalón o en pijama; tú siempre estás guapa. Y cada vez que te levantas y dices que no te mire, que tienes un careto horrible, a mí me entra la risa y a la vez una rabia tremenda de que no te des cuenta de lo increíble que eres. Y no sabes lo afortunado que me siento por que sigas a mi lado a pesar de todo… Pase lo que pase siempre encuentras motivos para volver. Recuerdo cuando estábamos empezando, tú llevabas tus converse azules y me dijiste que el amor lo puede todo, que cuando es de verdad las excusas están de más y los motivos de menos. Y cuánta razón tenías..

tumblr_o5g0ut95sG1uakfioo1_500Mis amigos se ríen por la cara de tonto que se me pone cuando me preguntan por ti. Pero me da exactamente igual lo que digan si la persona que tengo a mi lado me hace tan feliz. Porque sí, creo que siempre lo tuve claro pero a la vez me daba miedo. Éramos y somos unos inexpertos de la vida y el amor y soy de los que se acojonan a la mínima. Y claro que me pasó, muchas veces. Cada vez que te acercabas un poco más a mí, sentía algo por dentro que nunca antes había vivido. Y quise huir, muy lejos. Y te alejé de mí como un imbécil. Pero como siempre, en una de nuestras múltiples conversaciones en las que aquello era un tira y afloja constante, diste con las palabras clave: “Yo sólo quiero que seas feliz”. Joder, pues claro, ahí estaba la clave de todo. ¿Cómo fui tan idiota, tan tonto? Supe que mi felicidad estaba contigo, a tu lado.

984d0775-795c-44ba-83b6-7d3838b7ce29Y sí, es un tópico eso de las segundas oportunidades pero cuando el miedo te paraliza, hay que sacar fuerzas de donde sea para superarlo y apostar a caballo ganador. Y aposté por ti en cuanto me di cuenta de todo. De que eras TÚ y nadie más. Y sí, no te merecías lo mal que te lo hice pasar. Pero en todo este tiempo voy intentando poco a poco darte todo lo que de verdad te mereces.  Porque cada día que paso contigo es un mundo, cada vez mejor y más bonito. Cada mañana te despiertas a mi lado, te abrazo y sé que soy un afortunado por tenerte entre mis brazos un día más. Y ojalá que así sea durante al menos una vida entera. Eres mi suerte y mi certeza.

black-couple-cute-kiss-Favim.com-2998932

¿Qué si creo que es ella? No es que lo crea, es que lo sé. ES ELLA.

Si quieres saber qué cree ella, pincha aquí.

Huellas.

Él es mi luz en mitad de la tormenta. Es mi faro en pleno mar. Es mi guía cuando estoy perdida.
Él es el cuerpo al que abrazarse cada día, el cuello que beso cada noche. Es mi sonrisa nocturna, es mis sueños repletos de fortuna.
Él es la brújula cuando me voy de viaje, el lugar al que volver, el lugar al que puedes llamar Hogar.
Él es la sombra de cada uno de mis pasos, son los arañazos cubiertos de pasión, es el grito ahogado por cada risa desmedida, es el mordisco que da inicio a una guerra sin control.
Él es la paz, cuando el mundo está en guerra. Es mi inspiración, mi ser, el sentido del mundo, el color rojo. Él es sus tatuajes, marcas de su paso por mi vida.

large (3)Él es la sonrisa burlona, las cosquillas a media luz, los secuestros a pleno día, el abrazo sorpresa por la espalda.
Él es cada una de sus cartas, de sus sorpresas, de sus medidas. Cuando se convierte en chef porque sí.
Él es su cara de felicidad cuando me mira, su perseverancia, sus “nadie nos podrá parar”, sus ganas de superarse día a día.
Él es cada uno de los kilómetros que nos separan, las ganas que nos unen, las fuerzas que nos atrapan.
Él es cada poro de mi ser, sus dedos en mi espalda, mi desconexión, mi despreocupación.

Él es, yo soy, somos, unidos, uno solo.

tumblr_ma0hiwRhNy1r7mwifo1_500

Vértigo.

El otro día, al despedirte, me quedé con ganas de decirte unas cuantas cosas. Y es que he llegado a ese punto de ambivalencia, ese punto de no retorno, ese punto de sí pero no. Me explico: he llegado a ese momento en que sé que puedo vivir sin ti, pero no quiero. No quiero porque sin ti, mi vida se queda un poco más huérfana, le falta voz para hablar, enmudece. Como una silla coja que se tambalea y no deja de moverse. Podría quedarme sentada en ella pero me falta equilibro para mantener la calma. Igual me pasa contigo.

Captura-de-pantalla-2015-08-03-a-las-11.04.09

El otro día me quedé con ganas no de decir, sino de gritar a los cuatro vientos la suerte que tengo: tú, mi suerte. De gritar que te iba a echar de menos, tus buenos días, tus buenas noches, tus te quiero, tus no me faltes.

Cuando sé que lo más lejos, a tu lado. Olvidé decirte unos cuantos detalles más. Tienes que saber que es preciosa la sonrisa que se dibuja en tu cara cuando me ves aparecer. Tus ojos brillan cuando permaneces en silencio y siento como si el puto paraíso nos rodeara. Tus manos se pasean curiosas por mi cuerpo, siempre con ganas de más, dibujando miles de mapas estelares en los que perdernos juntos. Tus dedos vuelan sin destino, deseando que el viaje nunca termine. Y tu boca… cómo explicarlo. No hay nada parecido a lo que siento cuando te acercas a mí, lento, lento, más despacio… Cuando llegas, y decides quedarte un rato largo. ¿Quizás toda la vida?

tumblr_n0blekhkoQ1rizz8go1_500

Puede que no lo sepas todavía, pero tienes la sonrisa más bonita del mundo. Y es en ese lugar, en esa curva, donde quiero quedarme a vivir. Y tu risa, la música de fondo que quiero que me acompañe cada día. Y sí, puedo ser muy cursi al decirte que eres mi primer y último pensamiento del día pero mentiría si dijera lo contrario. Y qué quieres que te diga, que ya me da igual el qué dirán. Qué más dará, cuando sé que leer esto te provocará mil sonrisas, que seré la culpable de tus sueños… Que tú serás el culpable de los míos.

large-552

Y es que desde que apareciste, volver y volar significan lo mismo: vivir en la misma dirección. A ese lugar, con un mismo destino.

Contigo.

Esta vez no haré promesas que no se cumplen. Esta vez te mereces que te digan verdades. Y yo te voy a decir unas cuantas. Te diré verdades que sé que existen y existirán, de esas que vas a poder vivir con cada uno de tus sentidos.

1

Te diré que todo lo dicho hasta ahora es verdad, que pronto veremos amanecer juntos desde la playa. Que nos tumbaremos al sol del verano. Sentiremos cómo la luz roza nuestra piel mientras tus besos me saben a sal y magia. Dejaremos las horas pasar entre abrazos y poca ropa, y gastaremos el poco dinero que tengamos en sentirnos más felices aunque sólo sea por un rato.

Lo más lejos, a tu lado. Que si me voy de viaje a algún lugar de este mundo, quiero que sea contigo. Veremos anochecer desde Madrid y yo sujetaré tu mano, desnudaré tus miedos y tus inquietudes, cubriré de felicidad cada uno de tus pasos. Esperaré cerca de ti a que muerdas mi sonrisa, y como cada noche antes de dormir, guardaré todas tus miradas bajo la almohada. Soñaremos con un “para siempre” que se convertirá en un día a día real y verdadero. No quiero fallarnos, por eso también te diré que va a ser un camino difícil y duro. Pero, por encima de todo, quiero que sepas que valdrá la pena.

2

También quiero que sepas, que estemos donde estemos, seguiré besando tus labios como si fuera la primera y la última vez, sabiendo que no lo será. Nos besaremos por la calle sin importar las miradas indiscretas y otras tantas envidiosas de nuestra felicidad. Nos abrazaremos hasta sentir que el mundo somos nosotros y que lo demás nos sobra. Te besaré el cuello, me rozarás la cintura con la yema de tus dedos, y volaremos a ese mágico paraíso que sólo existe si es Contigo.

Seguirás riendo y haciendo reír tanto o más que ahora, no permitiré que nada ni nadie te impida avanzar. Que si caes, estaré a tu lado para cogerte de la mano. Que el mundo es muy grande y el amor…decide por ti mismo cuánto quieres que abarque. No pondremos fecha de caducidad a algo que empezó sin que nos diéramos cuenta, ni publicaremos fotos proclamando nuestro amor. Me basta con que tú lo sepas.

No habrá nada que nos ate ni nada que nos rompa. Cada día será una aventura nueva; y tú, tú serás el protagonista de mi novela. No te puedo decir qué es lo que va a pasar ni tampoco te puedo decir lo que nos espera más adelante. Pero lo que sí tengo claro, lo que sí te puedo asegurar,

es que mi futuro

sé que lo quiero Contigo.

3

Entrada realizada en colaboración para El diván de Fran

Click!

Él me enseñó que el tiempo es relativo cuando se trata de demostrar, que a veces menos es más. Y que hace falta muy poco para convertirse en alguien muy importante en la vida de otro. Me enseñó a valorar las pequeñas cosas, a valorarme como me merezco.

Él no lo sabe, pero de la noche a la mañana ha conseguido lo que nadie en mucho tiempo. Ha puesto patas arriba el cuarto de mi vida para volver a ponerlo todo en su sitio, en el lugar que le pertenece.

images

He tenido la suerte de saber qué se siente al tener a alguien que cada mañana te regala una sonrisa y un abrazo, sin pedir nada a cambio. Alguien que antepone a todos antes que a sí mismo. Tampoco sabe que él vale mucho más que eso. Que sus pequeños gestos le hacen una persona increíble, y que el mundo se muere de ganas por conocerlo a fondo. Porque si me preguntan por él, no dudaría ni un segundo en responder que él está muy por encima del resto. Que sin duda, él es el mejor.

cherished7

Apenas sé nada de ti y a la vez tengo la sensación de saberlo todo. Sé que tengo suerte, que algo sucedió cuando nos conocimos.. Y qué bueno que aparecieras en un momento tan apropiado como este.

He descubierto qué se siente cuando eres especial para alguien. Alguien que te valora de verdad, que ve más allá del resto de las personas, alguien capaz de ver cosas que todavía no le has mostrado. Alguien capaz de hacerte sonreír con cualquier pequeña tontería, que entienda cada cosa que dices o haces, que te abrace porque eso le hace feliz y sabe que a ti también te hace feliz. Porque a veces uno más uno significa obtener el primer puesto en la categoría de saber disfrutar de la vida.

tumblr_n40zkvtW7e1r238sko1_500

Me ha enseñado a qué saben los abrazos nocturnos, y las despedidas sin lágrimas pero con sonrisas, a saber entender que el “adiós” no existe si nosotros no queremos. Que las despedidas son agridulces pero sólo son pequeñas paradas en el camino de la vida.

Me enseñó que me merezco todo lo bueno que me pase, que me merezco lo mejor, que puedo llegar todo lo lejos que yo quiera porque valgo lo que soy. Me ha hecho ver que le quiero en mi vida, que le quiero a mi lado. Y ojalá que esto dure un rato muy largo..

Porque cuando menos te lo esperas, las mejores personas llegan a tu vida.

Te encuentran. Y lo mejor, es que se quedan.

tumblr_inline_nd9dwx1Dgc1sfaoq1

Gracias, por dejarme ser yo misma.

Gracias, por ser tú. Porque te mereces todo lo bueno que te pase.

No lo entienden.

Vuelve a ser domingo. Hace calor y el asfalto quema bajo mis pies descalzos. Descubrí la felicidad hace ya unos cuantos meses. Y ellos no me creen. No lo entienden.

No entienden que la felicidad también puede ser un lugar. Y que yo, afortunada, la encontré entre tus brazos. Que me topé con ella más veces de las que otros podrían nombrar.

dancing-couple

Me di de frente con tu mirada –infinita-, con tu sonrisa –atlántica-, con tus abrazos –atemporales-, y con tu forma de querer –intensa-. Pero ellos no lo entienden.

No entienden que no fuera un espejismo, que fuera real. Que pasa el tiempo pero esas sensaciones se mantienen. Y siguen sin entender(me).

No entienden que es imposible alejarte de aquello que te dio la felicidad plena, porque sigues pensando -(lo sabes)- que un día regresará.

Regresará esa felicidad en formato reencuentro, y luego en formato abrazo y en formato beso. Y todo se fundirá entre la oscuridad y las pocas luces que queden encendidas esa noche. Y no lo entienden.

couple-cute-guitars-house-music-Favim.com-347778

No entienden que duelas y que no te obligue a irte. Porque eso dolería más todavía.

No entienden que la felicidad es un lugar, que es contigo.

Y que cuanto más la busco, más te encuentro. Y cuanto más cerca te encuentro, más felices somos. Pero ellos, siguen sin entenderlo. Y ya, qué más dará.

Hay un tipo de felicidad reservada para dos.

Y con que tú lo entiendas, es más que suficiente.

De ti depende que salgamos al balcón a dar envidia a los de enfrente..

Silencios hablados.

Hablábamos. Hablábamos muchísimo. A todas horas. Era lo que mejor se nos daba. Podíamos pasar días enteros no haciendo otra cosa que no fuera hablar, comernos a versos, saborear cada palabra.

Él siempre se empeñaba en decirme que no preguntara tanto, que tenía que dejarme llevar más. Y mira tú, todo lo que me dejé llevar aquella vez.

amo1

Desde el principio supimos que aquello que teníamos era diferente a lo del resto. No empezamos a hablar por cosas comunes que digamos. Empezamos a hablar de todo y de nada, de mil cosas a la vez y de ninguna en concreto. Nos machacábamos mutuamente a conocimientos nuevos acerca del otro. Parecía como si una manada de elefantes nos persiguiera, corríamos y saltábamos de un tema a otro, dejándolo todo a medias. A veces pienso que era nuestra excusa para no dejar de hablarnos nunca.

1365-728x465

Seguimos hablando por teléfono, por mensajes de texto, quién sabe qué fue exactamente lo que nos hizo conectar. La verdad es que no me lo he planteado hasta ahora. Muchas veces creemos que tenemos que hablar de cosas transcendentales para impresionar al otro. Lo que no sabemos es que para enamorarte, sólo necesitas saber las cosas más sencillas de esa persona: qué música escucha, sus manías, cómo se recoge el pelo, en qué lado de la cama le gusta dormir, si es más de abrazos o de sonrisas (de ambos o de ninguno, quién sabe), si le gusta el helado o prefiere algo salado. Ya lo ves, el amor está en las pequeñas cosas.

large

Con él nunca supe a qué saben los silencios incómodos. Siempre hubo una forma de rellenarlos. Daba igual el lugar, el momento, con quién estuviéramos; se convertían en momentos de paz. Como si el mundo no pudiera ser más feliz. Y ahí, en ese instante, notábamos nuestras respiraciones, uno junto al otro. Sentía cómo poco a poco me abrazaba hasta que encontraba la postura para acomodarse a mi lado. Entonces me acariciaba la piel, me besaba la frente, y después… se quedaba dormido, relajado. Y yo aprovechaba para sonreírle en silencio, acariciarle el pelo. Si despertaba, me abrazaba aún más fuerte hasta volver a quedarse dormido. Me daba la sensación de que le daba miedo que me fuera. En el fondo, él sabía que siempre me tendría..

19514_1647011092188391_8586710508779843101_n

Lo que nunca supimos,

es que aquel viaje

iba a ser el último.

Medianoche.

Hemos quedado a tomar algo. Me dices que no me has olvidado. Me demuestras cómo sí has pasado página. Pedimos un par de copas, algo tranquilo, relajado. También dices que quieres hablar, que me has anclado a tu vida.

5625580862_550381b4f1_z_large

Llega el camarero con las bebidas. “¿Qué tal estás?, ¿cómo te está yendo?, ¿sigues haciendo aquel curso?”. Preguntas formales en una relación que siempre fue informal, loca, transgresora. Lo normal siempre nos resultó bastante aburrido.

Nos saltamos el prólogo del libro para pasar a las escenas de acción, sin dobles, sintiéndolo todo piel con piel, sin chaleco salvavidas. ¿Para qué? Si sabíamos que en caso de accidente no nos iba a hacer falta. Nos teníamos el uno al otro.

Continúo con nuestra quedada. Empezamos a beber, despacio. No queremos que el alcohol nos afecte, no sea que digamos cosas que no queremos –tememos-  sentir. De eso ya se encargan nuestras miradas. Tú, que me comes con los ojos. Y yo, que me bebo tus besos, saboreando cada trago.

pareja11

Qué puta la vida, haciéndonos todo tan complicado. Desde el primer momento supimos que era difícil. Empezamos nuestra historia ignorando las señales de emergencia. Quién sabría vivir la vida si hiciéramos caso a todos los “te lo dije” que andan por ahí sueltos. Qué va, no fuimos de esos. No somos así. Y no sabes cuánto me alegro.

Sigo volando. Y creía que no, pero te tengo aquí a mi lado.

Después de la segunda copa, te pido que te quedes a dormir. Que necesito que seas tú el que cuide mis noches y proteja mis mañanas. Quién si no tú, para abrazarme por el costado, susurrarme muy bajito, al oído, besarme la frente, y hacerme feliz… teniéndote conmigo.

large-44