Es él.

Verano, el mar en calma, un día más a tu lado, una noche más pegada a ti. Y qué bien me sientas. Acabas de despertar, abres un ojo, me ves junto a ti y me abrazas fuerte por la espalda, me das un beso y empiezo a sonreír cuando ni siquiera sé dónde estamos. Nos hemos ido de viaje a ese norte que tanto te gusta, lleno de fríos nocturnos, playas eternas y besos al amanecer.

nnizM7nOVuIUna vez más, sigues aquí, inamovible. Tienes esa mirada que me enloquece como aquel primer día de invierno, esa tez oscura y esos labios que me matan a mordiscos. Y parece que fue ayer cuando todo comenzó. Hubo miedo, momentos de dudas, de tensión, de no saber. Y a pesar de las subidas y las bajadas, nunca quise irme, porque al final siempre me diste motivos para quedarme. Porque sabía que tomaba la decisión correcta, que este era el camino que quería escoger.

Y aquí estamos, con sonrisas que nos abrazan, con abrazos que nos hacen sentir libres, con millones de risas que hacen que el mundo se vea desde otra perspectiva, más feliz, más optimista.

a8816bfc0ad20d747fe20f0dae6db54bMis amigas se ríen por la cara de idiota que pongo cuando te veo aparecer. Te sientas a mi lado y no paras de mirarme ni un segundo. Lo mismo me pasa cuando estamos solos. Tus ojos se posan en mí y me pongo tan nerviosa que hasta te das cuenta. Y empiezo a hablar sin parar, a contarte tonterías, anécdotas sin importancia. Y no sé cómo, pero nunca pierdes la atención, siempre estás preguntando más y más, con ganas de saber de mí y poder formar parte de mi vida.

Vuelvo a la cama. Noto cómo tus ojos me rodean, cómo no dejan de estudiar cada milímetro de mi cuerpo, cómo tus manos me acarician, erizándome la piel y el alma. Siento cosas que creía olvidadas. Y me besas con más ganas que nunca, con una fuerza brutal que nos empuja a empezar y no terminar jamás. Las ganas, esas que aparecieron de la nada y que ahora se dirigen hacia ti sin remedio, día tras día, con miles de emociones vividas y las que nos quedan por sentir.

bed-black-and-white-blackandwhite-boy-Favim.com-3182224Ya lo sabes, yo también tuve miedo al principio. Pensaba que me estaba lanzando sola y sin paracaídas cuando decidiste volver, cuando te diste cuenta de que el miedo solo te paraliza si le dejas. Que se puede superar y que no hay mejor manera que hacerlo juntos y enfrentarlo.

Es entonces cuando me doy cuenta de que todo ha valido la pena. El ayer, el hoy y el mañana. Valdrá la pena porque sé que te sobran motivos para quedarte, porque no dudaría nunca de ti.

tumblr_nurnlpC7Pn1usr5ajo1_500¿Que si creo que es él? No es que lo crea, es que lo sé. ES ÉL.

Si quieres saber qué cree él, pincha aquí.

Salida de emergencia.

Olvidé decirte que me siento triste por poder olvidarte, por sentirte lejos y a pesar de ello estar bien. Olvidé cómo saben tus besos por la noche antes de acostarnos. Olvidé cómo me abrazabas en la cama después de hacer el amor, sabiendo que no podía ser para siempre, con miedo a que me marchara.
Olvidé tu sonrisa después de tantas horas frente a la pantalla, cómo me siento cuando me tomas de la mano y paseamos por la ciudad, contarte mi vida entera y que tú centres toda tu atención en lo que yo te esté contando.

1_500Olvidé lo que se siente cuando pones tus cinco sentidos a mi servicio, porque te preocupas por mí, porque quieres hacerme sentir bien.
Olvidé cómo me quitas las lágrimas de la cara mientras el mundo sigue girando, y hay un avión que me espera para alejarme de ti.
Olvidé que nunca quise olvidarte, que no quería ni quiero hacerlo. Que en ocasiones tu recuerdo me hace una encerrona y no me deja escapar. Que hay algo que me obliga a mirarte a los ojos y decirte que te echo de menos, aunque sólo sea a ratos.

5(31)Olvidé quién eras, quién fuiste, ¿quién eres ahora? Me olvidé de tu imagen frente a mí, de tus pasos a mi lado, de tu guitarra siempre al costado, de los viajes de carretera, de la música y el alcohol.
Siempre quise olvidarme de ti y nunca pude hacerlo. No puedo, no quiero.
Porque nadie quiere olvidarse de aquello que una vez le hizo sentir la persona más feliz y afortunada del mundo. Y porque lo daría todo por volver a tenerlo, por volver a sentirlo todo de nuevo.

Y2Xg1rfd.jpg

Aeropuertos.

Hace calor, mucho calor. El verano ha llegado oficialmente. Nos está obligando a largarnos lejos del asfalto de la ciudad. Irnos a una ciudad de playa o de viaje a algún lugar del mundo donde las temperaturas nos den una tregua. Probablemente cojas un avión y vueles a algún lugar que – no lo sabes todavía..- te marcará en cierta manera y te hará cambiar.

dbfhny

El cambio de rumbo está en los aeropuertos. Benditos y a la vez malditos. Lugar de los mejores reencuentros y de las peores despedidas. Siempre imaginas una típica escena de película en la que esa persona te viene a buscar, y a ti se te pone cara de idiota y os sonreís y la vida es perfecta. O todo lo contrario, toca separarse y os echáis a llorar como si fuera el fin del mundo, y tienes la sensación de que toda la gente a tu alrededor os estará mirando. Y aunque no lo creas, a veces esas cosas suceden.

Puede que lo veas, o puede que tengas la suerte de vivirlo.

tumblr_lh68e1iiWs1qbcs4so1_400_large

Aeropuertos. Lugar de tránsito, lugar de la felicidad absoluta y de la desdicha máxima. Ese lugar, guarda mis mejores y mis peores momentos. Entre ruidos de salidas y llegadas, avisos de retrasos y cancelaciones, maletas de todos los colores, familias, parejas, jóvenes, mayores, gente de tránsito en tu vida. Entre toda esa gran cantidad de personas, estás tú, está esa persona.

images (2)

Aeropuertos. Ese sitio donde nos damos cuenta de que a veces las palabras sobran, donde una sonrisa, una mirada, un abrazo, obtienen el mayor de los significados. “Te voy a echar de menos”, “no te vayas”, “déjalo todo y quédate conmigo, por favor”, “cuánto me alegro de que hayas llegado sana y salva”, “por fin estás en casa, con nosotros”.

Cuando inicias el viaje, todo son nervios. Incluso te hace ilusión llegar al aeropuerto, ver tu vuelo en la pantalla, calcular las horas que te esperan en el aire, si te darán comida, si podrás dormir o si te tocará el pesado de turno en el asiento de al lado. Tonterías, al fin y al cabo. Piensas en todo eso porque imaginar lo que te espera al llegar hace que los nervios sean aún mayores.

tumblr_m64yjbaHrw1r4t5fc

Cuando el viaje termina, el aeropuerto se convierte en el peor lugar del mundo. Llegan las despedidas, la vuelta a la realidad que todos odiamos, te da el “bajonazo”, y tú sólo deseas poder quedarte unos días más. Dices todo a base de abrazos, miradas y besos, y sientes que tu mundo se desmorona.

tumblr_m8zmbyOGkB1qalppi

Cuando llegas a casa, todo el mundo está feliz de volver a verte, pero por dentro únicamente piensas en todo lo que dejaste atrás, en las ganas que tienes de regresas de nuevo a aquel lugar.

El aeropuerto, ese lugar de tránsito que tantos sentimientos y pensamientos abarca. Lugar que marca las distancias, lugar de paso.

Porque ya se sabe, después de los hospitales, donde más se sufre son los aeropuertos.

adventum-ng59