Querer(nos).

Anoche me volviste a mirar como todas aquellas veces en las que fuimos algo. Me volviste a arrebatar mis sueños para hacerlos tuyos, mientras yo bailaba al ritmo de tu mirada y tus manos se movían al compás de mis caderas.

tumblr_oflf66qike1v99polo1_500Volviste, no sé si de paso o para quedarte pero lo hiciste y creo que nos sentó genial. Volviste a crear magia donde ya sólo quedaba el vacío. Hiciste brillar a las estrellas con cada sonrisa que me regalaste. Destilabas paz por los cuatro costados, y aún tengo la duda de qué te impulsó a lanzarte al vacío de nuevo. No me importan los motivos por los que lo hiciste. No esperaba nada de ti y lo diste todo, otra vez.

No quiero saber qué va a pasar ahora, si el destino nos quiere reunir otra vez o si nos engañan las emociones. Sólo sé que tomamos la decisión correcta. Elegimos vivir y sentir, disfrutar la vida, bailar hasta que salga el sol y comernos a besos, que es lo que nos va.

http___thesetingstaketimeHay veces que pasamos los días comiéndonos la cabeza por lo que pasará o lo que vendrá, cuando lo que tenemos que hacer es disfrutar el ahora, el día a día. Tirarte de cabeza a la piscina sin miedo al dolor, porque quieres y porque te apetece. Anoche disfruté cada instante pegada a ti, como siempre hicimos. Quise que ese momento durara al menos toda una vida.

Anoche dabas vueltas por mis caderas, acariciabas mis piernas como la primera vez, pero sabiendo hacia dónde ir para llegarme dentro. Me sentí en calma, segura, tranquila, sabedora de lo efímero, de que nada es eterno, sólo el ahora. Y me quedo con eso. Me quedo con tu sonrisa arrolladora, con tu mirada de cazador, con tus manos locas, con tus abrazos infinitos. Con este océano de sentimientos que es sólo tuyo y mío.

casal-couple-cute-couple-smile-favim-com-3078706

Te recuerdo.

Voy a buscar las palabras para decirte lo que siento.  Voy a intentar expresar lo que pienso sin entrar en detalles ni reproches. Voy a ser directa y concisa, sin rodeos.

Te siento. Te siento cerca y te siento lejos. Te siento a mi lado, escuchando mis pensamientos y a 200 km olvidándote de mí, alejándome de tu pensamiento. Te veo y sólo me apetece abrazar ese cuerpo desnudo, las marcas de las heridas de guerra de esta vida que vivimos, los tatuajes que avisan de toda tu historia sentida.

Cuidado, no pretendo nada con esto. Ya lo dije antes, solo quiero ser sincera.

dsghtdnTe pierdo. Te pierdo entre la gente y a veces me parece que te dejas llevar, que te alejas, que no quieres volver. Pero entro en tu cabeza y veo cómo aún tienes ganas de luchar. Porque perder una batalla no significa haber perdido la guerra.

Estoy bien, no lo dudes. Aun así, hay heridas que tardan en curar.

Te sincero. Y te digo que te echo de menos. No lo que fuimos o lo que seremos. Te echo de menos como mi apoyo, mi otro yo, mi ser infantil. La persona que abraza y me deja aturdida, la que me da un beso y una caricia, la que se queda dormida frente al televisor, la que le da miedo sentirse perdida.

91-728x492Eh, sigo aquí. Nunca me fui ni lo haré, aunque quieras largarte.

Te pienso, te pierdo.. pero siempre vuelvo.

Cuando tú quieras volver a casa, llama. Siempre habrá alguien que quiera abrazarte.

La última vez.

Piénsalo, nunca sabes cuándo será eso. Un día te das cuenta de que algo no va bien o que algo falla. No sabes qué es, así que sigues con tu vida sin darle mayor importancia. Igual tu pareja hace lo mismo, o no. Probablemente pase un tiempo hasta que uno dé el paso de hablar, de poner las cartas sobre la mesa. Empezáis a hablar, a intentar explicar qué es lo que está pasando, en qué estáis fallando. Pero nada, no hay vuelta atrás. O mejor dicho, uno (o quizá los dos) decide que esto se acabó, que no vale la pena seguir intentando algo que no funciona (¿o puede que él/ella no quiera que funcione?). Es igual, se acabó.

maxresdefault8Ajá, ahí es cuando te paras a pensar en todo detenidamente. Cuándo fue el último beso, la última vez que os acostasteis, que os dijisteis “te quiero” o “te echo de menos”, ese mensaje de buenos días y buenas noches, la última llamada, el emoticono sonriente, del corazón o cualquier otro, la última despedida y el último reencuentro. ¿Cuándo dejamos que esto llegara a pasar? ¿Cuándo decidimos rendirnos? ¿Dejarlo estar? ¿Cuándo se fueron las ganas de seguir intentándolo? (Si es que alguna vez se fueron del todo..)

large-3Es así, sin más, de súbito. De la noche a la mañana llega el vacío. Empiezas a darle vueltas, necesitas a toda costa una explicación para lo que ha sucedido. Y cuando no la encuentras, recuerdas una y otra vez todo. En especial los momentos más próximos. Aquella vez que te diste cuenta de que su sonrisa no poseía la misma magia que al principio, no sentías calor cuando te abrazaba y no te miraba del mismo modo. Había algo en él que se había disipado durante el camino. La conexión entre vosotros ya no era la misma, lo sabías y creías que él también lo notaba (o puede que no quisiera verlo). Y más de lo mismo, volviste a caer en la trampa de creer que todo se arreglaría, así sin más. Y cuando quisiste darte cuenta tropezaste de nuevo y te quedaste tirada en el suelo, sin nadie a tu lado que te ayude a levantarte.

1641409_twnugvmqnbqifiu¿Y ahora qué?, te preguntarás. Ahora te queda el recuerdo. Sí, no todo es bueno ni perfecto pero seguro que te quedarás con la mejor parte. Las discusiones, los malentendidos, los desacuerdos; todo queda a un lado cuando ya no te queda nada. El rencor no sirve en absoluto y lo mejor que puedes hacer es sonreír. Sonreír por todas las veces que lo hicisteis juntos, por lo que vivisteis, por lo que vendrá. Juntos o separados, esos recuerdos siempre serán sólo vuestros.

Y cada última vez, será lo que recuerdes siempre con mayor claridad.

tumblr_n0rrilissp1tob6tzo1_500

Hazlo.

Arrepiéntete de lo que hagas y no de lo que no hagas. Es un mantra que me repito muy a menudo. Haz lo que te apetezca, cuando te apetezca. Luego vendrán las consecuencias, mejores o peores. Pero de todo se puede sacar algo bueno, ¿o no?

Quizás.

A veces cometer un error nos lleva a mejorar las cosas o verlo todo de otra manera. Puede que si no hubieras cometido ese error, no estarías donde estás ahora. Puede ser, a pesar de que el camino hasta llegar a hoy haya dolido, y mucho.

Por eso, y sin que sirva de precedente, me arrepiento. Sí y no. Lo hago porque podría haberte ahorrado dolor, tristeza, días de no ver el sol, lloreras y un pozo sin fondo. Podría haberte rescatado, pero fui egoísta y me escogí a mí. No sé qué absurda razón me llevó a tomar esa decisión. Pero lo hice. Y aquí estamos.
No me arrepiento, porque sé que hoy las cosas serían diferentes si no hubiera actuado así. Que tú no serías tú, yo no sería yo, y nosotros puede que no fuéramos nosotros. Y eso, la verdad, me aterra.

Y como un gran sabio dijo una vez “El pasado puede doler. Pero tal como yo lo veo, puedes huir de él o aprender de él”. Y en este caso, yo decido aprender, seguir creciendo y hacerlo a tu lado, no soltarte nunca de la mano y volver siempre a ti.

largeNo importa qué sucedió sino para qué. Y yo sé que eras y eres una persona muy especial, con sus defectos y sus virtudes, una persona capaz de anteponer al resto antes que a sí mismo. Y lo sigues siendo. Ya no es tanto que no lo expreses por escrito como que lo sigas siendo, esa misma persona que conocí, valiente, feliz y dada a los demás.

Y mentiría si dijera que a veces no me invade el miedo de que el pasado pueda con nosotros, que cambies en dirección contraria a mí y salgas huyendo. No sé si podría soportarlo.
Pero entonces me fijo en que sigues ahí, en el otro lado de la cama, tranquilo y seguro de ti mismo, que no piensas en salir corriendo sino en disfrutar del ahora, que es nuestro.

Por eso, quiero que lo tengas claro: eres mi pasado, mi presente y mi futuro.

adorable-bampw-black-and-white-couple-Favim.com-2174588

Quiero ser tu complicación.

Sé que a veces las cosas se ponen difíciles y noto que tienes ganas de tirar la toalla, que no aguantas esta lucha diaria y que posiblemente todo sería mejor si lo dejáramos estar. Por eso yo te digo, que quiero serlo.

Quiero ser tu primer y último mensaje de cada día, tus buenos días y tus buenas noches. Quiero ser tu pensamiento diario, el motivo de tu sonrisa y tus ganas para hacer las cosas cuando te fallan las fuerzas. Quiero ser el motor que te ayude a salir hacia delante. Quiero ser en quien confíes cuando necesites hablar, quiero ser ese lugar al que siempre te apetezca volver.
Quiero ser tu casualidad más bonita, la sonrisa mordida, que el paraíso lleve nuestros nombres.

beanies-black-and-white-boy-boy-and-girl-Favim.com-2104705Quiero ser la que te haga reír, la que te mate a cosquillas, la que te salve con amor. Quiero ser quien te abrace por las noches, quien te bese por la mañana, despertar a tu lado cada día. Quiero ser la que te traiga buenos recuerdos, fotos enmarcadas, tu día del mes favorito. Quiero ser la que cae contigo y te ayuda a levantarte, la que te anima en carrera, la que te llama a todas horas.
Quiero ser quien te saca de quicio, con quien discutes por todo, quien te molesta, quien te vuelve loco, quien te hace dudar y quien te resuelve las dudas.

3cf832e3048e1f11d596cd9b55e1e8ea
Quiero ser ese lugar al que puedas llamar Hogar, Felicidad, Equilibrio.
Quiero ser, todo lo que tú eres para mí.

Quiero ser tu complicación favorita, hoy y mañana, todos los días.

Nostalgias.

Que yo me enamoré de él. Sé qué es que una corriente eléctrica atraviese tu cuerpo al rozarte la piel. Me he descubierto en la letra de sus canciones, y he visto cómo él también se enamoraba entre silencios y pocas voces. Él, que se ha desnudado por dentro, he visto sus fobias, sus miedos, su lado más oscuro; sus sonrisas, que escondían su cobardía.

boca

No le gusta complicarse, le gusta lo sencillo. No le gustan las trabas, ni los que te hacen tropezar para llegar a su punto de destino. Te cuida y te quiere, y no se molesta en ocultarlo. Yo, que sé cómo quiere, cómo te cuida y cómo lo siente. Cuando se sube a la montaña rusa más alta del mundo, para lanzarse en picado al vacío sin miedo a golpearse.

Sé, que le gusta vivir de noche, que le cuesta conciliar el sueño, que le gusta comer dulce y se muestra sin complejos. Que le cuesta levantarse por las mañanas, siempre llega tarde y es capaz de esperarme el tiempo que haga falta, sólo por verme un ratito. Le da igual el qué dirán. Qué sabrán ellos, extraños, de un mundo lleno de amor y sin ataduras en que hacemos fácil lo difícil, en el que lo imposible se vuelve improbable. Un mundo en el que no hay distancia que nos separe.

hbgfcg5

Y ahora viene la palabra que lo jode todo. Pero hay otras muchas cosas que no sé, no sé cuál es su colonia favorita, cuánto tiempo tarda en arreglarse, si las cosas le van bien o si se siente triste. Si ha cambiado los improbables por imposibles. Si se ha dejado a sí mismo, si habrá dejado escapar sus sueños, si será verdad que no cumple sus promesas. Me da miedo confirmar que el chico valiente que conocí se ha vuelto un jodido cobarde, incapaz de echarle lo que haga falta a la vida por estar con la persona de la que nunca quiso separarse. Porque de ser así, el chico que yo conocí, ya no existiría. Y el mundo se convertiría en un lugar terrible y vulnerable, capaz de cambiar a cualquiera, de simplificarle. Un maldito conformista que cede ante las realidades de un mundo que ha sido injusto con él, con nosotros.

2651

No te hagas esto, no nos hagas esto. Esto es sólo un punto y aparte.

La vida es larga. Déjate llevar, y por favor, nunca, nunca, me dejes escapar.

Posdata: Indefinidamente.

Querido Tú,

Cuánto tiempo sin escribirte en condiciones, cuánto tiempo sin saber de ti. Habrás perdido incluso la cuenta de los días que han pasado sin que dé señales de vida, ¿verdad? Probablemente importe poco, más debería importar los días en que te saludaba y te escribía, te daba los buenos días y las buenas noches. Fueron tiempos mejores, al menos para mí.

2ebrb8

Qué te iba a decir, a ver cuándo surge eso de llamarnos y ponernos al día, ¿no crees? Que aunque no lo parezca, ya hace bastante tiempo desde la última vez y apenas me acuerdo de cómo suena tu voz al otro lado del teléfono. Hoy lo leí por ahí, que nos estamos dejando, y de qué manera. Están pasando los días, las semanas, los meses. Cuando quieras darte cuenta, habrá pasado ya casi un año y no sabrás ni quién soy, ni lo que me gusta hacer, ni entenderás por qué me he largado de viaje a nosesabedóndeniconquién porque no habrás tenido el valor de preguntármelo. Pero claro, hace tiempo que también perdiste tu derecho a hacerlo.

dbrttjnjy

Y yo me preguntaré, ¿tan mal lo hicimos? O más bien, ¿tan mal lo hice? Sinceramente, hace tiempo que me di cuenta de que yo no hice nada mal. De hecho, te di más de lo que tenía. Y agradezco poder decir que me di cuenta de todo, de que merecía algo mejor, y que para ello, debía avanzar. Y eso he hecho. No ha sido un camino fácil, más bien doloroso y lleno de piedras que llevan tu nombre. Al fin y al cabo, somos lo que vivimos. Y contigo he vivido más que en toda mi vida.

Te cuento, para que estés un poco al día: soy y estoy feliz. Quién lo diría, lo soy sin ti. Hace meses, jamás lo habría imaginado.

Por aquí todo va bien, todo sigue como siempre. Me sigue costando madrugar cada mañana, canto las canciones que suenan en la radio a pesar de que mi voz suene fatal, compro libros de segunda mano con olor a antiguo y procuro ir a conciertos siempre que puedo. No he vuelto a ver el mar ni me he ido de viaje un fin de semana. Tus discos siguen en la estantería, comiendo polvo. Hay música que trae recuerdos amargos y por eso es mejor que sigan guardados.

nkj452

Tú decidiste dejar este vuelo. Yo no te obligué. Creo que te dio miedo que chocáramos sin salvavidas. Lo que no sabes es que no lo necesitabas. Decidiste saltar por miedo a que yo te empujara. Ahora vuelo sola, ironías de la vida. Y yo, que creía que ya no tenía cobardes a mi alrededor…

En Madrid empieza a hacer calor, se está poniendo bonita y se nota que tiene ganas de conocerte.

Ah, no lo olvides: que echarte de menos no formaba parte del plan pero aquí está, presente. Te echo de menos constantemente.

Pero no hay de qué preocuparse, ¿verdad? Nos vemos en un rato, chaval.

6be14inonm7262

Mi Casualidad.

Nunca antes he explicado

lo que significó verle cantar y tocar la guitarra

por primera vez,

sólo para mí.

Lo recuerdo con nostalgia. He tenido que leer un libro para ponerme a pensar en ello.

Era la habitación 205 (sí, de nuevo), septiembre, sábado por la noche. Una semana antes, ya le había escuchado sobre los escenarios. Yo aún no lo sabía, pero él se había convertido en el hilo musical de mi vida.

Por aquel entonces me contó que había empezado a escribir una nueva canción, pero que no sabía cómo continuar. Era una sola frase.

Primero la cantó. Luego, tomó su guitarra y sonó, envolviéndome suavemente en un escalofrío que recorrió todo mi cuerpo en aquella fría noche. Me senté a su lado, de frente, con las piernas abrazadas a mi pecho, mi cabeza apoyada sobre las rodillas y una media sonrisa dibujada en mi cara. Aquellos días… no encontraba razones para dejar de sonreír.

zo1_onml

Él cantaba, sonreía, me miraba. Y yo, me enamoraba un poquito más. Me dejaba envolver por su voz, me perdía en sus ojos oscuros.

Aquella frase se quedó grabada en mi mente. Y ahora, cada vez que veo o escucho cómo alguien lo menciona, siento que una parte de nosotros sigue volando.

En ese momento yo desconocía que lo que iba a escribir hablaría de nosotros, de las casualidades, la distancia, la nostalgia y la melancolía. Y ahora, me parece que es lo más bonito que se ha escrito nunca.

No sé si después vinieron más canciones, más textos, más sueños que no se hicieron realidad. Aunque me gusta pensar que sí los hubo.

Ha llegado la primavera, el frío se despeja. Acabo de darme cuenta de que te sigo echando de menos. No como el primer día, no de la misma manera. Pero el fondo, sincero y real, sigue siendo el mismo.

Y tiemblo al verte, y al escucharte.

Hoy estoy nostálgica. Te superé. Pero tu recuerdo se mantiene conmigo.

Tengo el día tonto, no me hagas mucho caso. Voy en el autobús, te escribo esto y las letras bailan para ti. Yo también tengo sueño. Y sí, yo también te voy a extrañar.

few

Inspiración.

Arrancarte de cuajo la pena es inservible. Pedirte que te quedes, es exigirte demasiado.

En cambio, pedirte que viajes conmigo sería un gustazo. Verte cruzar el océano me convertiría en un manojo de nervios, aunque sé que al ver tu sonrisa me relajaría.

Te invitaría a un café (¿te gusta? La verdad es que no lo sé..) y te relataría todas mis aventuras. ¿Sabes? Me falta alguien que me comprenda cuando salto de un tema a otro con tanta facilidad, dejando las historias a medias. Me falta alguien que me cuente medias historias. Me falta alguien que comprenda que en un minuto se pueden contar quinientas historias, y que aun así me quedo corta.

459

Me faltas tú, para conseguir que ría sin vergüenzas.

Mirarte a los ojos y descubrir que ahí se encuentra el mundo.

Acariciarte la cara antes de irme a dormir. Besarte la frente y rozar tu nariz. Sonreírte fuerte, y finalmente, simplemente ser feliz.

Porque a veces la inspiración viene… no se sabe de dónde. Pero viene para organizar tus ideas, para hacerte sentir vivo y libre. Viene para recordarte el pasado. Por si no lo sabes, te lo dejaste al otro lado del charco.